EE UU y Corea del Sur presentan un frente unido ante Pyongyang

Obama y Lee dicen que la política de provocaciones de Corea del Norte no tendrá éxito esta vez

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, han sellado este martes en Washington un frente común ante el régimen norcoreano, al que han instado a abandonar su programa de armas nucleares y le han advertido que esta vez no será recompensado por provocar una crisis.

Escoltado por Lee en la Casa blanca, Obama dijo que una Corea del Norte con armas nucleares era una "grave amenaza" internacional. "Dada la forma beligerante en la que están constantemente amenazando a sus vecinos, no creo que haya dudas de que sería una situación desestabilizadora no solo para Estados Unidos, sino para la seguridad del mundo", dijo Obama, que expresó su deseo de que Naciones Unidas refuerce de forma estricta las sanciones contra el depauperado país comunista

Más información

El presidente estadounidense prometió poner fin al ciclo de permitir que Corea del Norte genere una crisis y se ofrezca a dar marcha atrás a cambio de concesiones en forma de comida, combustible y otros incentivos, solo para que incumplir después sus promesas. "Este es el modelo al que se habían acostumrado. Y vamos a romperlo, dijo Obama. Sin embargo, el mandatario norteamericano dejó una puerta abierta: "Quiero ser claro que hay otro camino posible para Corea del Norte, que incluye la integración plena en la comunidad de naciones. Este destino solo puede puede alcanzarse mediante negociaciones pacíficas que lleven a la desnuclearización de la península coreana".

El régimen de Pyongyang, que el mes pasado llevó a cabo pruebas nucleares y lanzamiento de misiles en desafío a las presiones internacionales, anunció este pasado fin de semana que comenzaría un programa de enriquecimiento de uranio en respuesta a las nuevas sanciones que la ONU se dispone a tramitar.

"Los norcoreanos tendran que entender que esta vez es difierente, que no podrán repetir sus tácticas del pasado", dijo Lee.

El presidente de EE UU, Barack Obama, y su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, tras su entrevista este martes en la Casa Blanca
El presidente de EE UU, Barack Obama, y su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, tras su entrevista este martes en la Casa BlancaEFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50