Un ex funcionario del departamento de Estado de EE UU, acusado de espiar para Cuba

Walter Kendall Myers y su esposa podrían enfrentarse a una pena máxima de 35 años por pasar información confidencial a La Habana durante 30 años

El Gobierno de Estados Unidos ha acusado este viernes al ex funcionario del departamento de Estado Walter Kendall Myers, de 72 años, y a la esposa de este, Gwendolyn Steingraber Myers, de 71, de espiar para Cuba durante 30 años.

La Agencia Federal de Investigación (FBI) arrestó este jueves al matrimonio, tras una investigación de tres años para encontrar al topo cubano que se sospechaba que estaba hurgando en los secretos del departamento de Estado. Walter Myers, conocido como Agente 202, y su mujer, alias Agente 123 y Agente E-634, han comparecido este viernes ante un tribunal de Washington y en caso de ser condenados afrontarían una pena máxima de 35 años de cárcel.

De acuerdo con el Gobierno estadounidense, Walter Myers, que estaba autorizado para ver documentos con el sello Top Secret, entregó información confidencial al régimen de La Habana desde 1979 con la ayuda de su esposa, que trabajaba en un banco. Según la fiscalía, Gwendolyn Steinbrager Myers pasaba los documentos a los cubanos intercambiando carritos de la compra en el supermercado.

Más información

Myers fue profesor en el Instituto de Servicio Diplomático del departamento de Estado, pero su período más fructífero como espía llegó en julio del 2001. Fue entonces cuando dejó la docencia y entró a trabajar como experto en asuntos europeos para la Oficina de Inteligencia y Análisis del Departamento de Estado, puesto que le permitió el acceso a las bases de datos secretas de Estados Unidos. Desde agosto de 2006 hasta octubre de 2007, fecha de su jubilación, Myers vio, según la fiscalía de EE UU, más de 200 informes secretos o "delicados" sobre Cuba.

En abril, el FBI lanzó una operación encubierta en la que un agente se hizo pasar por un miembro del servicio de Inteligencia de Cuba. Presuntamente, Myers accedió a darle información sobre la Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago del 17 al 19 de abril, y sobre funcionarios del Gobierno estadounidense encargados de la política de su país en América Latina. Además, según el FBI, la pareja ha dicho que en 1995 estuvo con Fidel Castro y ha reconocido haber recibido mensajes cifrados del Servicio de Inteligencia Cubano

Lo más visto en...

Top 50