Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile demanda a cuatro bancos en EE UU por las cuentas de Pinochet

El Banco Santander es uno de los acusados de proteger el dinero del dictador

El Gobierno chileno, a través del Consejo de Defensa del Estado (CDE), demandó el jueves a cuatro bancos en Miami (EE UU) por el presunto ocultamiento de la fortuna del fallecido dictador Augusto Pinochet. Las acciones implican al Banco de Chile, al Santander de España, al portugués Espirito Santo y al PNC Financial Services Group, que absorbió en 2005 al Banco Riggs, sujeto a investigaciones por una presunta colaboración con Pinochet para la malversación de fondos.

Los cuatro juicios intentan cobrar daños por la presunta ayuda que brindaron los bancos a Pinochet para ocultar unos 26 millones de dólares (unos 20 millones de euros), de los cuales cerca de 20 millones (unos 14,2 millones de euros) carecen de ningún soporte legal. El dinero provenía de los fondos del Gobierno chileno, de acuerdo con las investigaciones que ha conducido el CDE en los últimos tres años.

Las cuentas secretas de Pinochet fueron sujetas a investigaciones en Chile y en Estados Unidos. En 2005, una investigación del Senado estadounidense demostró que Pinochet controlaba al menos unas 50 cuentas clandestinas repartidas en una decena de bancos norteamericanos. Algunas de ellas operaban incluso mientras estaba bajo arresto domiciliario en Londres y sujeto al congelamiento de sus cuentas. El dictador escondía el dinero a través de nombres falsos, miembros de su familia y entidades offshore.

El texto de la demanda subraya que muchas de las cuentas de Pinochet habrían quedado expuestas si los bancos involucrados hubieran acatado las normas sobre lavado de dinero. "Algunas de esas instituciones fueron más allá de la simple negligencia y optaron por ayudar a Pinochet, con pleno conocimiento y de manera activa, a ocultar la fuente y verdadera propiedad de los fondos que fueron ingresados", precisa la demanda presentada por los abogados estadounidenses Pedro Martínez Fraga y Tania Cruz. Aún no se ha establecido el posible origen de las cuentas de Pinochet, pero se sospecha que el dinero provenía del fisco chileno y de pagos de comisiones por la presunta venta ilegal de armas.

Demandas autorizadas por Bachelet

El CDE contrató en 2005 a Martínez para reunir en EE UU los antecedentes necesarios para hacer viable la demanda y así recuperar para el fisco chileno los bienes cuya procedencia se investiga. De acuerdo con documentos presentados ante el tribunal, las demandas contra los bancos fueron autorizadas en julio de 2008 a través de un decreto firmado por la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

Chile demanda a estos bancos, según la ley estadounidense, por la sola "existencia del daño" que provocaron al fisco chileno al mantener cuentas de Augusto Pinochet. Es decir, declara el daño pero no se consigna aún el coste total de la indemnización, que podría multiplicar el monto del dinero ingresado en las instituciones financieras.

Pinochet derrocó el 11 de septiembre de 1973 al presidente constitucional Salvador Allende, que murió durante el golpe militar, aunque una de las versiones indica que se suicidó. Pinochet impuso una dictadura militar que emprendió una sangrienta campaña contra sectores izquierdistas. Un informe oficial del Gobierno chileno, divulgado después de que Pinochet dejase el poder, determinó que al menos unas 3.000 personas murieron o desaparecieron durante la dictadura. El dictador murió en diciembre de 2006 a los 91 años. Al momento de su muerte era investigado por fraude al fisco y uso de pasaportes falsos.