Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Corte Penal Internacional designa al surcoreano Song como nuevo presidente

Sustituye al canadiense Philippe Kirsch, en el cargo durante los últimos seis años

El magistrado surcoreano Sang-hyun Song será el presidente de la Corte Penal Internacional (CPI) por un período de tres años, tras ser hoy elegido por los jueces de este organismo. Los jueces Fatoumata Dembele (Mali) y Hans-Peter Kaul (Alemania) han sido elegidos primer y segundo vicepresidente, respectivamente, según ha anunciado la Corte en un comunicado.

Song sustituye en el cargo al canadiense Philippe Kirsch, que ha sido presidente de la CPI durante los últimos seis años. En un balance sobre sus dos mandatos consecutivos como presidente de la Corte, Kirsch ha declarado que la CPI ha demostrado a los países escépticos, entre ellos EEUU, que es un tribunal imparcial que toma decisiones "puramente jurídicas y no políticas".

La orden de arresto contra Al Bachir

Según Kirsch, la orden de arresto emitida contra el presidente de Sudán Omar Al Bachir es tan reciente que desconocen "qué va a pasar". El hasta ahora presidente no ha descartado que los jueces de la Corte Penal Internacional tengan que recurrir al Consejo de Seguridad de la ONU para poder ejecutar la detención del líder africano.

El Tratado de Roma, en el que se basa el funcionamiento de la CPI, ha sido ratificado por 108 países. Ampliar el número de Estados que lo apoyen, ha recordado Kirsch, es uno de los retos a los que se enfrenta la Corte, ya que, al no contar con un sistema policial propio para ejecutar las órdenes de arresto, depende de los Estados miembros para poder funcionar con "eficacia".

La CPI, en funcionamiento desde 2002, es la primera corte internacional permanente con facultad para juzgar crímenes de guerra y lesa humanidad, incluido el genocidio. El tribunal investiga crímenes en Sudán, Uganda, República Democrática de Congo (RDC) y República Centroafricana.