Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 16 muertos en un tiroteo entre bandas callejeras y la policía en Filipinas

Cinco de las víctimas son un policía y cuatro civiles, uno de ellos una niña pequeña

Al menos 16 personas, entre ellas una niña, han muerto esta madrugada en un tiroteo entre dos bandas callejeras y policías en el suburbio de Parañaque, a las afueras de Manila. Al parecer ambos grupos de delincuentes querían atracar la misma oficina de una compañía de transportes, y la reyerta ya había comenzado cuando llegó la policía.

Los ladrones, al percatarse de la presencia de las autoridades, abrieron fuego contra dos patrullas y todo aquel que se ha cruzado en su camino en pleno barrio residencial de este distrito, uno de los 16 que integran la zona metropolitana. Ocho delincuentes han fallecido en el interior de una camioneta, mientras otros dos se dieron a la fuga en un vehículo robado, pero han sido perseguidos y abatidos por la policía. En total han muerto 11 criminales, un policía y cuatro civiles alcanzados por las balas -dos guardas de seguridad y un hombre y su hija de siete años-.

"Los ladrones son criminales despiadados que no pensarán dos veces antes de disparar", ha señalado el superintendente de la Policía Perfecto Palad a los reporteros. Las autoridades se han incautado de varias armas, entre ellas cuatro rifles M16, dos pistolas de calibre .45, además de radios y munición.

La policía no descarta la posibilidad de que algunos de los criminales envueltos en el espectacular tiroteo hayan pertenecido a las fuerzas de seguridad del estado, relacionados a una serie de asaltos bancarios. Las dos bandas callejeras implicadas, Waray-Waray y Ozamis, son dos de las más notorias de Manila y acusadas de múltiples atracos y secuestros en los últimos meses.