Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama y McCain se comprometen a colaborar ante los retos que afronta EE UU

Es el primer encuentro de ambos tras una amarga campaña presidencial.- "En este momento decisivo en la historia, creemos que los estadounidenses de todos los partidos quieren y necesitan que sus líderes se unan"

El presidente electo estadounidense, Barack Obama,conversa con el ex candidato republicano, John McCain, acompañados por el senador republicano Lindsey Graham (Izq.), y el jefe de gabinete de Obama, Rahm Emanuel, en su despacho de transición en Chicago
El presidente electo estadounidense, Barack Obama,conversa con el ex candidato republicano, John McCain, acompañados por el senador republicano Lindsey Graham (Izq.), y el jefe de gabinete de Obama, Rahm Emanuel, en su despacho de transición en Chicago EFE

En un encuentro sin precedentes en la historia política moderna estadounidense, el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, y su antiguo rival en las presidenciales, el senador republicano John McCain, han mantenido hoy su primera reunión tras las elecciones del pasado 4 de noviembre y se han mostrado dispuestos a cooperar para afrontar la crisis financiera y los demás retos a los que se enfrenta EE UU.

En un comunicado conjunto emitido tras el encuentro, ambos manifiestan su disposición de trabajar conjuntamente ante los desafíos como la crisis financiera, crear una nueva economía energética y proteger la seguridad del país.

"En este momento decisivo en la historia, creemos que los estadounidenses de todos los partidos quieren y necesitan que sus líderes se unan y cambien los malos hábitos de Washington para así poder resolver los retos comunes y urgentes de nuestro tiempo", señala el comunicado, según informa CNN.

"Es en este espíritu que tuvimos hoy una conversación productiva acerca de la necesidad de lanzar una nueva era de reformas donde superemos la pérdida de tiempo del gobierno y el amargo partidismo en Washington para restaurar la confianza en el Gobierno y generar de nuevo la prosperidad y la oportunidad para cada familia trabajadora de Estados Unidos", agrega.

McCain y Obama se han entrevistado en Chicago, en la oficina de transición creada por el presidente electo, con el objetivo claro de perfilar su relación futura como presidente y senador, ya que McCain conserva aún un importante peso en el Senado y tiene una larga tradición de cooperación con los demócratas. A la reunión asistieron también el senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, aliado de McCain, y el jefe de Gabinete de Obama, Rahm Emanuel.

Obama ha puesto de manifiesto su interés en superar los obstáculos bipartidistas y quiere contar con personalidades demócratas y republicanas en la próxima Administración, aunque por el momento nada hace indicar que McCain pudiera ser una de ellas. El senador por Arizona tiene una larga historia de trabajo con los demócratas en temas clave como el cambio climático, la eficiencia de la energia y la seguridad nacional.

Aunque Obama posee una mayoría demócrata cómoda en el Congreso, que le permitiría aprobar algunos temas menores, para los aspectos más importantes de su agenda, como la cobertura universal de salud, la crisis financiera y el calentamiento global, prefiere un ambiente de cooperación de buena voluntad, según sus asesores.

McCain ha trabajado con los senadores demócratas Evan Bayh en materia de servicio militar nacional y con John Kerry en la ley para elevar los estándares de eficiencia del combustible para los automóviles, temas en los que Obama comparte esas metas.

Esta reunión se ha salido de lo común en la política estadounidense. El demócrata John Kerry, por ejemplo, no se reunió con el ahora inquilino de la Casa Blanca George W. Bush, frente a quien perdió en noviembre del 2004, hasta marzo del 2005. Y Al Gore sólo se reunió durante unos breves instantes con Bush en diciembre del 2001, más de un año después de perder las elecciones presidenciales de 2000.