Cumbre en Washington | Los efectos prácticos

Obama promoverá medidas para evitar los embargos hipotecarios a las familias

El presidente electo de EE UU modificará algunos aspectos del Plan Paulson

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, promoverá medidas para evitar que sus compatriotas con problemas en el pago de sus préstamos hipotecarios puedan hacerlo más cómodamente y no pierdan su vivienda, según anunció en la primera entrevista desde su victoria en las elecciones del día 4 concedida a la cadena de televisión CBS.

Obama, que respaldó las conclusiones de la cumbre del G-20, anticipó alguna de sus intenciones: "No nos hemos centrado en los embargos y en los propietarios de viviendas tanto como hubiera deseado. Tenemos que facilitar las negociaciones entre bancos y propietarios para que puedan conservar sus viviendas".

No obstante, impedir el agravamiento de los principales indicadores de la economía de Estados Unidos, y la acusada contracción del crecimiento, será la prioridad de Obama, que permaneció en su casa de Chicago durante el desarrollo de la cumbre. A partir del 20 de enero, la nueva administración quiere modificar la manera de afrontar los problemas económicos, según dijo en el adelanto de la entrevista con la CBS proporcionado por la cadena. La reestructuración bancaria de los pagos de los deudores morosos será una de las nuevas herramientas de trabajo.

Más información

Obama instó también a la aprobación de una operación de salvamento dirigida al debilitado sector automovilístico. "Un colapso de la industria automovilística sería un desastre en la actual situación en que nos encontramos. Debemos ayudar al sector, pero, de todas formas, tampoco podemos darle un cheque en blanco", indicó. De acuerdo con Obama, la Casa Blanca y el Congreso, de mayoría demócrata, deben acordar un plan de asistencia que cuente con la participación de todos los actores implicados en la industria.

Hasta ahora, la única operación de rescate fue la aprobada el pasado mes de octubre: 700.000 millones de dólares (casi medio millón de euros), a cuyo autor, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, agradeció ayer Obama su trabajo, aunque sugiriendo la introducción de algunos cambios, no precisados. "Paulson ha trabajo incansablemente en circunstancias difíciles, pero creo que él mismo sería el primero en reconocer que no todo lo que se ha hecho hasta ahora ha tenido los resultados apetecidos", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50