Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal de apelación indulta al asesino negro de un policía blanco en EE UU

Joe Davis fue condenado a muerte en 1991 a pesar de que siete de los testigos que le inculparon se retractaron de su declaración

Un tribunal federal de apelación ha concedido un indulto en el último minuto a Troy Davis, quien iba a ser ejecutado el lunes por haber asesinado a un policía, a pesar de que varios testigos habían cambiado su relato de los hechos, informa el diario estadounidense The Washington Post en su edición digital.

Davis había sido condenado a muerte en 1991 por el asesinato de un agente fuera de servicio, cuando se encontraba en el aparcamiento de un Burguer King, en Sabannah (Georgia), en 1989. Sin embargo, los tres jueces que forman el tribunal 11 de la Corte de Apelación de Estados Unidos ha ordenado a los abogados defensores y a los fiscales que preparen los dossieres para estudiar si Davis reune los "requerimientos estrictos" para comenzar la siguiente ronda de apelaciones.

Los defensores del convicto habían solicitado un nuevo juicio ya que siete de los nueve testigos clave en contra de su cliente se habían retractado de sus testimonios. Algunos de ellos incluso han declarado que fueron coaccionados por la policía.

Las dudas sobre la culpabilidad de Davis han hecho que numerosas personalidades, desde el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter al premio Nobel de la paz Desmond Tutu, se pronunciaran en su favor. El tribunal supremo ya detuvo la ejecución de la sentencia de muerte sólo tres horas antes de que Davis recibiera una inyección letal el 24 de septiembre.