Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un paseo interrumpido hacia el patíbulo

El Tribunal Supremo de EE UU aplaza la ejecución de Troy Davis tras recibir una petición de clemencia del Papa y Jimmy Carter

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha ordenado aplazar la ejecución de Troy Davis, de 39 años, al generarse dudas sobre su culpabilidad y tras recibir una petición de clemencia firmada por el Papa Benedicto XVI y el ex presidente estadounidense Jimmy Carter.

La decisión del tribunal llegó sólo tres horas antes de que Davis recibiera una inyección letal este martes, acusado de haber cometido en 1989 el asesinato del oficial de policía Mark MacPhail cerca de un restaurante de comida rápida en Savannah, Georgia. Desde aquel entonces el convicto y su abogado han jurado la inocencia abogando un caso de identidad equivocada.

Las peticiones de clemencia estaban respaldados por el premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu, el ex director de la Oficina Federal de Investigación (FBI) y la monja Helean Prejean, que realiza una campaña contra la aplicación de la pena de muerte en los Estados Unidos, y es autora del libro Dead Man Walking.

Siete de nueve testigos se han retractado de su primera declaración. Algunos de ellos incluso han denunciado que vieron coaccionados por policías. Cuatro de esas personas han señalado a otra persona como autor del asesinato. Las fuentes judiciales indicaron que el Tribunal emitió la orden de aplazamiento para considerar una apelación de los abogados de Davis la próxima semana. Esta es la segunda vez que se aplaza la muerte de Davis luego de que en 2007 lo hiciera la Junta de Perdón y Libertad bajo Palabra de Georgia.