Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem, protagonista ausente del juicio por tráfico de armas

Primer proceso a un ex presidente de la democracia argentina

La ausencia del ex presidente argentino Carlos Menem marcó ayer el comienzo del juicio oral y público por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia en la década pasada, uno de los mayores escándalos de su Gobierno.

Se trata del primer proceso que se celebra en el país contra un ex gobernante democrático, por lo que la posibilidad de ver a Menem, de 78 años, sentado en el banquillo de los acusados había generado expectación.

El ex mandatario (1989-1999) y actual senador argumentó problemas de salud para no estar presente en la audiencia, pero los jueces aclararon que deberá asistir "obligatoriamente" cuando sean leídas las acusaciones en su contra.

Además, el tribunal que lleva el juicio rechazó un recurso presentado por la defensa de Menem para que se suspenda el proceso, en el que hay otros 17 imputados por "contrabando agravado" que ayer estuvieron presentes en la sala.

El abogado del ex presidente, Omar Daer, había adelantado el miércoles que su cliente no estaba "en condiciones de asistir al juicio", puesto que sus médicos le recomendaron "reposo absoluto" a raíz de "un cuadro de anemia y estrés".

En una de sus últimas apariciones públicas, a finales del mes pasado, Menem aseguró estar "diez puntos" (estupendamente) y dijo que la versión de que sufre un cuadro de anemia "no es real" al salir de una clínica de Buenos Aires en la que pasó un día internado.

Aunque el tribunal dio ayer por "justificada la ausencia" del ex mandatario, dispuso que lo vean médicos forenses en un plazo de cinco días para constatar su estado de salud y si está en condiciones de viajar a la capital del país desde la norteña provincia de La Rioja, donde permanece, para asistir al juicio.

Por esta misma causa, Menem pasó seis meses de prisión domiciliaria en 2001 bajo la acusación de liderar una "asociación ilícita" para el contrabando de armas, pero recuperó la libertad después de que la Corte Suprema de Justicia anulara los cargos.

Las leyes argentinas castigan el delito que se le imputa al ex presidente con una pena de hasta 12 años de cárcel, que se pueden transformar en 37 si se confirma su relación con siete embarques y tres envíos aéreos de armamento que están bajo investigación.

Entre los procesados están el ex asesor presidencial Emir Yoma, el ex jefe de la Fuerza Aérea Juan Paulik, el traficante de armas Diego Palleros y el ex ministro de Defensa Óscar Camilión, quien ayer volvió a distanciarse del caso.

Conocimiento

"Los funcionarios y el Gobierno no estaban enterados del tráfico de armas. Supongo que en el expediente ya se sabrá quiénes fueron los verdaderos responsables. Presumo que el ex presidente Menem tampoco sabía", declaró Camilión a periodistas.

Los jueces deberán establecer si hubo un desvío en el destino de 6.500 toneladas de armas y municiones que tres decretos firmados por Menem autorizaron a enviar a Panamá y Venezuela, pero que terminaron en Ecuador y Croacia.

Estos dos países recibieron entre 1991 y 1995 municiones, cañones y fusiles producidos por la estatal argentina Fabricaciones Militares, en un momento en que estaba en vigor una prohibición internacional de proveer de armamento a Croacia y Ecuador.