Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush da por hecho que el Senado aprobará el plan

El presidente de EE UU anuncia una nueva votación en la Cámara para el viernes por la mañana hora local.- Republicanos y demócratas acuerdan varias modificaciones del texto.- Obama y McCain piden a los suyos que voten para "evitar el desastre"

"El Senado va a examinar hoy el proyecto de ley que espero que se apruebe y la Cámara tendrá después la ocasión de volver a votar el viernes por la mañana". Con estas palabras ha resumido el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, el calendario previsto para la aprobación de su plan de rescate.

El presidente se está entrevistando con senadores demócratas y republicanos para asegurarse que votan a favor del plan de rescate. Tras el fracaso del lunes, cuando el plan fue rechazado contra pronóstico en la Cámara de Representantes por políticos de ambos partidos, la Casa Blanca ha redoblado los esfuerzos para que el fracaso no se repita. "Esperamos impacientes a que el debate tenga lugar", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto, quien ha asegurado que el nuevo plan modificado ha ampliado "significativamente" sus posiblidades de pasar una nueva votación.

El Senado de Estados Unidos someterá esta noche a votación el proyecto después de introducir algunas modificaciones sobre la propuesta, que en todo caso deberá volver a la Cámara de Representantes.

La situación en el Senado es distinta a la de la Cámara de Representantes. No sólo porque el plan que se vota ha sido modificado para hacerlo más digerible, sino porque sólo un tercio de los 100 escaños de esta Cámara está sometido a renovación en las elecciones de noviembre.

Evitar el "desastre"

Los candidatos presidenciales de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, advirtieron hoy de que si el plan de rescate propuesto por la Casa Blanca para hacer frente a la crisis financiera no sale adelante será "desastroso" para el país y una "catástrofe" económica. Obama hizo la advertencia durante un mitin en La Crosse, estado de Wisconsin, en el que reiteró que si se vuelve a rechazar el plan de rescate el país entrará en un periodo "largo y doloroso" de recesión, ya que están en juego "miles de negocios que podrían cerrarse y miles de puestos de trabajo podrían perderse". "A los demócratas y republicanos que se han opuesto al plan les digo lo siguiente. 'Acepten el reto y hagan lo que es bueno para el país, porque el momento para actuar es ahora'", afirmó el senador Obama.

El mensaje de McCain llegó desde Independence, en el estado de Misuri, donde aseguró ante sus simpatizantes que el plan de rescate de Wall Street es "un paso decisivo en el camino correcto", y coincidió con su rival demócrata en que si la Cámara Alta lo rechaza los problemas financieros del país irán "a peor". "Si el plan vuelve a ser rechazado por el Congreso, la actual crisis se convertirá en un desastre".

Nuevo texto

Los legisladores han informado de que el programa que se someterá a votación incluye una cláusula sobre reducciones tributarias, una medida que, según los propios líderes políticos, podría ayudar a conseguir el voto de los republicanos. Otra de las modificaciones permite aumentar los seguros federales aplicados a los depósitos de un máximo de 100.000 dólares a 250.000 dólares.

Fuentes legislativas aseguran que Reid ha recibido el respaldo de los miembros de su partido para votar el plan, lo que aumenta las probabilidades de que logre la aprobación del Senado. "Se ha determinado, a nuestro juicio, que es lo mejor que podemos ofrecer", ha dicho Reid a la salida de la reunión. Ambos líderes se han mostrado esperanzados de que el paquete de medidas consiga el visto bueno de la Cámara alta como paso previo a su aprobación definitiva en el Congreso, y evitar de esta manera un nuevo desplome de Wall Street, que llegó a perder el lunes cerca de 778 puntos tras la votación en el Capitolio, casi un 7%, la mayor caída en puntos de su historia.