Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El testigo clave del 'caso del maletín' dice que Chávez envió 5 millones de dólares a Cristina Fernández

El empresario Guido Antonini declara como testigo en el juicio por el llamado 'valijagate'.- Dice que no sabía de la existencia de ningún dinero y que la maleta no era suya

El juicio en Miami por el caso valijagate, sobre el hallazgo en el aeropuerto de Buenos Aires de una maleta con 800.000 dólares (546.000 euros) supuestamente destinados por el Gobierno venezolano a la campaña de la presidenta argentina, Cristina Fernández, ha vivido hoy un episodio clave. El empresario venezolano-estadounidense Guido Antonini, el hombre al que le fue intervenida la maleta, ha declarado que había otra maleta con 4,2 millones de dólares en el mismo vuelo en el que él fue sorprendido. Eleva, por tanto, a 5 millones de euros (3,41 millones de euros) el dinero que supuestamente envió Hugo Chávez a la campaña de la presidenta.

Antonini Wilson, principal testigo de la Fiscalía Federal de EE UU, ha comparecido hoy por vez primera en el juicio por el caso del maletín que se celebra en Miami. Antonini fue retenido en agosto de 2007 en el aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires con una maleta que contenía 800.000 dólares. El dinero fue decomisado por los agentes de la aduana y el empresario marchó libre y viajó a Florida, donde reside. Posteriormente, la fiscalía estadounidense reveló que tenía pruebas de que el dinero procedía de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA y que su destino era la campaña electoral de Cristina Fernández, que posteriormente se convirtió en presidenta de Argentina.

Según su testimonio, Antonini se enteró posteriormente de la existencia de la segunda maleta, con 4,2 millones de dólares. Fue en una conversación en un hotel con Diego Uzcátegui Matheus, entonces gerente de PDVSA América, filial de la empresa estatal -el hijo de Uzcátegui, Daniel, viajaba en el mismo avión que Antonini. Según ha declarado, Uzcátegui le preguntó qué había sucedido en el aeropuerto y dónde estaba la otra maleta "con la plata". "¿Qué otra plata?", preguntó Antonini, a lo que Uzcátegui habría respondido que se refería a los 4,2 millones de dólares que iban en otro maletín.

Antonini ha declarado que desconocía la existencia del dinero, tanto el que había en la maleta que él portaba como el de la otra valija, y que cogió la maleta que se le interceptó sólo porque era la última pieza del equipaje cuando se bajaban del avión, sin conocer su contenido. "Ese dinero no era mío, no me pertenecía", ha dicho tajante. No obstante, en el momento de su retención en el aeropuerto, firmó u papel diciendo lo contrario, aunque, ha dicho, sólo lo hizo para que le soltaran rápidamente.

El caso del maletín, descubierto en agosto pasado y que ha enturbiado bastante las relaciones entre la Casa Blanca y la Rosada, salpicó al entonces presidente argentino, Néstor Kirchner -esposo de Cristina Fernández-, que destituyó a un Claudio Uberti, alto cargo de su Gobierno que viajaba en el avión. También el presidente venezolano, Hugo Chávez, se vio implicado y denunció que el caso era una "conspiración". Meses más tarde, en diciembre, el caso se complicó cuando el FBI detuvo en Miami a tres empresarios venezolanos (Moisés Maionica, Franklin Durán y Carlos Kauffmann) y un uruguayo (Rodolfo Wanseele), acusados de actuar en territorio estadounidense como agentes de Chávez para silenciar a Antonini.

Durante la vista, Antonini, ha evitado mirar a su compatriota Franklin Durán, presente como acusado y ha declarado que viajó en el ya célebre vuelo sólo por invitación de Claudio Uberti. Preguntado por el fiscal Thomas Mulvihill por la razón de la invitación, Antonini ha explicado que Uberti quería pulir con él detalles de un negocio en Argentina.

Al finalizar su primer día de testimonio, Antonini ha abandonado el tribunal en compañía de su abogada, Theresa Van Vliet, en medio de una nube de periodistas de Argentina, Estados Unidos y Venezuela. Antonini no afronta cargos en el juicio en Miami -sólo está acusado Kauffmann, ya que Maimonica y Durán se declararon culpables- pero en Argentina está acusado de lavado de dinero e intento de contrabando y se ha solicitado su extradición, mientras Venezuela dictó una orden para su captura.