Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fiesta familiar acaba en masacre al norte de México

Varios hombres armados asesinaron a 14 personas, entre ellos dos niños, e hirieron a otra

Varios hombres armados asesinaron a 14 personas, entre ellos dos niños, e hirieron a otra en el pueblo mexicano de Creel, en el Estado norteño de Chihuahua, al parecer frente a una sala de fiestas, informaron ayer fuentes oficiales.

Los asesinatos se cometieron en la noche del pasado sábado, cuando los agresores llegaron en tres vehículos y abrieron fuego contra las víctimas en esta localidad turística, que alberga una de las estaciones del tren que cruza las Barrancas del Cobre, famoso por ser de los precipicios más altos del mundo.

Según los primeros datos, el grupo armado —integrado por 10 hombres encapuchados— llegó el sábado por la noche en tres vehículos a una sala de fiestas donde, al parecer, la familia agredida festejaba un cumpleaños. Al abandonar el local, el grupo comenzó a disparar contra los asistentes.

El portavoz de la Procuraduría (fiscalía) de Justicia del Estado de Chihuahua, Eduardo Esparza, dijo que entre las víctimas, todas del sexo masculino, hay un niño de un año y cuatro meses y seis estudiantes, uno de ellos de 17 años.

En la primera fase de la investigación (atención a víctimas e identificación de cuerpos) se pudo establecer que los fallecidos han sido 14 y que la mayoría de los asesinados eran de la misma familia, entre ellos algunos familiares del funcionario municipal de Creel Eliseo Loya Ochoa.

Despliegue militar

Esparza indicó que efectivos del Ejército y de la policía estatal, a los que se sumarán agentes federales, fueron desplegados en esa área la madrugada del domingo "tanto por aire como por tierra" para dar con los asesinos.

"Creel es un poblado turístico, lo sucedido es un hecho realmente aislado, es la primera vez que se tiene una situación de esa naturaleza", dijo Esparza, quien considera que "todavía es demasiado pronto" para conocer los móviles del crimen.

La violencia en México ligada al crimen organizado, sobre todo el narcotráfico, dejó más de 2.600 muertos en lo que va de año, según datos publicados el sábado por el diario El Universal. Sólo en Chihuahua, el Estado más afectado por esta violencia, se produjeron un total de 1.026 asesinatos en este año, cifra que representa cerca del 40% del total.

En Chihuahua, región fronteriza con EE UU, se encuentra Ciudad Juárez, una de las localidades más violentas del país y famosa internacionalmente por los frecuentes homicidios de mujeres y por ser la cuna del cartel de drogas de Juárez.

Los expertos consideran que entre ese Estado y Sinaloa se encuentra la ruta más importante del tráfico de drogas, por la que se pelean los sicarios de los carteles mexicanos.