Guerra en el Cáucaso

EE UU evalúa el anuncio ruso del fin de las hostilidades en Georgia

La OTAN dice que mantiene su compromiso de ofrecer a Georgia su adhesión a la Alianza.- Bush advierte a Rusia de que las acciones en Georgia dañarían "sustancialmente" sus relaciones

Washington / Bruselas - 12 ago 2008 - 14:40 UTC

La Casa Blanca ha dicho hoy que no puede confirmar de que Rusia haya suspendido sus operaciones militares en Georgia, a pesar del anuncio del presidente ruso, Dimitry Medvédev. "Estamos tratando de obtener una valoración de lo que significa exactamente, que significa suspender y si se está llevando a cabo", ha dicho el portavoz Tony Fratto.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, ha ratificado hoy en Bruselas que la Alianza militar, liderada por EE UU, mantiene su compromiso anunciado en la cumbre de abril de que Georgia puede optar algún día a formar parte de la organización, a pesar del actual conflicto bélico con Rusia.

La OTAN también está a la espera de una confirmación en el terreno de que Rusia ha detenido las operaciones militares, pero Scheffer ha dicho que eso no es suficiente y que la situación debe regresar al status quo que existía antes de comenzaran las hostilidades el 6 agosto.

Más información

Anoche, el presidente de Estados Unidos, George Bush, dijo que considera "inaceptable" que Rusia "haya invadido un Estado soberano" y cree que Moscú "parece querer derrocar al Gobierno electo de Georgia". "Rusia ha invadido un país soberano y ha amenazado a un vecino. Eso es inaceptable en el siglo XXI", dijo el mandatario, que exige que se respete la integridad territorial de la ex república soviética y se ponga fin a las acciones militares en este país.

Bush, que compareció en la Casa Blanca a última hora de este lunes (hora española) poco después regresar de Pekín, donde asistió a los Juegos Olímpicos, advirtió a Moscú de que, si no revierte el curso de sus acciones, dañará "sustancialmente" sus relaciones con EE UU y el mundo.

El presidente estadounidense dijo además que "hay evidencia de que las fuerzas rusas podrían comenzar pronto a bombardear el aeropuerto civil en la capital" georgiana, Tbilisi. "Si estas informaciones son ciertas, estas acciones rusas representarían una dramática y brutal escalada del conflicto en Georgia", agregó.

Bush ha revelado también que Georgia ha aceptado elementos de un acuerdo de paz que Rusia previamente había dicho que iba aceptar también: un alto el fuego inmediato, la retirada de las tropas de la zona de conflicto, la vuelta al "status quo" anterior al 6 de agosto y el compromiso de abstenerse de usar la fuerza de nuevo.

Como respuesta, el embajador de Estados Unidos en la ONU, Zalmay Khalilzad, informó de que su homólogo ruso, Vitaly Churkin, habló con él tras escuchar las declaraciones de Bush para garantizarle que Moscú no tiene intención de derrocar al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili.

Ofensiva desproporcionada

En los últimos días, en el transcurso de su viaje a Asia, el presidente estadounidense ya había criticado duramente a Rusia por lo que considera una ofensiva militar "desproporcionada" contra Georgia, el mayor aliado de EE UU en el Cáucaso.

Además, Bush habló sobre el conflicto con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, al inicio de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, y le dijo que "esa violencia es inaceptable", según sus propias palabras, algo que también ha transmitido al presidente ruso, Dimitri Medvédev.

Por otro lado, el vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, declaró este domingo que "la agresión rusa no debe quedar sin respuesta".

George Bush ofreció una rueda de prensa en la Casa Blanca para hablar sobre el conflicto de Rusia y Georgia
George Bush ofreció una rueda de prensa en la Casa Blanca para hablar sobre el conflicto de Rusia y GeorgiaEFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50