El ex chófer de Bin Laden, condenado a cinco años y medio de cárcel por "apoyo material al terrorismo"

La fiscalía había pedido al menos 30 años de prisión para el yemení Salim Hamdan

Salim Hamdan, el ex conductor de Osama Bin Laden, ha sido condenado este jueves por un tribunal militar en Guantánamo a cinco años y medio de prisión, tras haber sido declarado culpable de "apoyo material al terrorismo", en el primer juicio por crímenes de guerra en Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Hamdan fue declarado ayer inocente del cargo principal de conspiración para atentar contra civiles, asesinato y violación de las leyes de guerra.

El juez le ha tomado en cuenta a Hamdan los 61 meses que lleva en prisión, por lo que podría salir en libertad en cinco meses. Sin embargo, el Gobierno de EE UU ha dicho que puede detener a Hamdan y a otros "combatientes enemigos" de forma indefinida mientras dure la guerra contra el terrorismo.

Más información
El chófer de Bin Laden, culpable
Condenado a cadena perpetua un ayudante de Bin Laden

El ex chófer había apelado el veredicto, tras afirmar este jueves más temprano en Guantánamo que la relación con su jefe era simplemente respetuosa y que quedó atónito cuando se enteró a qué se dedicaba. Pero los fiscales no creyeron la historia y habían pedido una sentencia de al menos 30 años para él.

El condenado ha asegurado que se enteró de que Bin Laden era un delincuente en 2000, un mes después del atentado en Yemen contra el buque de guerra estadounidense Cole, en el que murieron 17 soldados. Al principio, ha dicho, creyó que habían sido agentes secretos israelíes, pero cuando se enteró de quién estaba realmente detrás del ataque quedó en estado de "shock".

Hamdan, de unos cuarenta años y que trabajó para Bin Laden entre 1996 y 2001, ha asegurado que no abandonó en ese momento su trabajo, por el que recibía el equivalente a 200 dólares mensuales, porque necesitaba dinero. "Es cierto que en Yemen hay oportunidades de trabajo, pero no del nivel que yo necesitaba después de casarme ni de las ambiciones que tenía para el futuro", ha dicho.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La mayor sorpresa, sostiene, fue cuando supo que Al Qaeda había planificado y perpetrado los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. "Era imposible para mí pensar que Osama Bin Laden estaba detrás de los ataques".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS