Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vladimiro Montesinos exculpa a Fujimori de los delitos que se le imputan

Según el ex asesor de inteligencia, el ex presidente peruano no tiene "ninguna responsabilidad" en el proceso por violación de los derechos humanos

Para Vladimiro Montesinos el ex presidente peruano Alberto Fujimori no tiene la culpa. El ex asesor de inteligencia declaró ayer al inicio de la audiencia en el caso por violación a los derechos humanos en el que ambos están acusados, que Fujimori no tiene "ninguna responsabilidad de los hechos en este proceso".

Montesinos, quien fuera la mano derecha de Fujimori durante su Gobierno (1990-2000) rechazó, en calidad de testigo, acogerse a su derecho a guardar silencio y ha recalcado que, a pesar de no estar "garantizado el debido proceso", dará su testimonio. Montesinos ha justificado hoy los delitos "por razones de Estado", antes de dar por finalizada su comparecencia como testigo en el juicio.

Fujimori es procesado desde diciembre pasado por dos casos de violación a los derechos humanos: las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas, así como el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer durante su Gobierno.

Montesinos ha afirmado que él, al igual que Fujimori, no tiene ninguna responsabilidad en los sucesos de Barrios Altos y La Cantuta, y ha insistido en que no respondería a "nada relacionado al 91 hacia atrás, ni del 92 hacia delante".

Con esas fechas, Montesinos dejó claro que no iba a revelar información referida al régimen fujimorista más allá de los hechos que involucran al proceso judicial en marcha: las violaciones a los derechos humanos citadas ocurridas en 1991 y 1992. El ex asesor apareció en la sala que juzga a Fujimori, instalada en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes), a las 09.40 hora local (14.40 GMT). Había llegado al lugar horas antes rodeado de fuertes medidas de seguridad, tras haber sido trasladado desde la Base Naval del Callao, la prisión donde cumple una condena de 30 años por vender armas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Por razones de Estado"

Montesinos ha admitido que "sí" se pueden cometer delitos, tras reconocer ante el fiscal que "por razones de Estado" se han interceptado conversaciones telefónicas durante el régimen fujimorista. Ha recordado que el gobierno del ex presidente estadounidense, el republicano Ronald Reagan (1981-89), armó a la contra nicaragüense para aplacar la revolución sandinista con "armas traídas de Irán", en alusión al escándalo de Irangate.

"El Perú no es una isla y si la primera potencia en época de bipolaridad tomó esa decisión ¿por qué no lo podía tomar el Perú para solucionar el problema de Sendero Luminoso y el MRTA?", se preguntó, al justificar la guerra anti-subversiva que él diseñó entre los años 1990 y 2000.

Tras estas declaraciones, de forma sorpresiva Montesinos anunció que daba por concluida su comparecencia, lo que provocó un gran revuelo en la sala, ya que al no acogerse al inicio de la sesión a guardar silencio debería haber seguido respondiendo a las cerca de mil preguntas que la Fiscalía le había preparado.

Vladimiro Montesinos está considerado como el artífice de la gran trama de corrupción que llevó a la caída del régimen de Fujimori. Ayer fue la primera vez que Montesinos y Fujimori se vieron cara a cara desde 2000, cuando el primero se fugó a Panamá y luego a Venezuela; y el segundo a Japón, desde donde viajó a Chile en 2005 y fue detenido a petición de Perú.