Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uribe pide la convocatoria de un referéndum para decidir si se repiten las presidenciales de 2006

El Supremo de Colombia pide revisar la reforma que permitió la reelección del presidente.- El tribunal considera que hubo "una clara desviación de poder" en la reforma constitucional

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, ha anunciado este viernes que pedirá al Congreso que tramite una ley que convoque un referéndum en el que se decida si se repiten las elecciones de 2006, en las que fue elegido para un segundo mandato de cuatro años. El presidente colombiano toma esta decisión poco después de que el Tribunal Supremo colombiano pidiera revisar la reforma constitucional que permitió la reelección presidencial porque hubo "una clara desviación de poder" y haya condenado a 47 meses de prisión por cohecho a la ex congresista Yidis Medina, que cambió su voto a última hora para salvar esa iniciativa.

El magistrado Sigifredo Espinosa, presidente de la sala penal de la entidad, en un fallo leído ante la prensa, ha señalado que a Medina se le impondrá también una multa equivalente a unos 12.000 dólares y se le sancionará con la pérdida de derechos públicos por el plazo de la condena "por encontrarla responsable del delito de cohecho propio". Espinosa ha explicado que la ex parlamentaria por el Partido Conservador fue condenada con base en su propio testimonio en el que admitió el cohecho.

Sobornos

El escándalo y la posterior investigación comenzó en abril, después de que la ex congresista declarara que cambió su voto a favor de la reelección presidencial en el 2004 después de que funcionarios del Gobierno le ofrecieran cargos burocráticos. Yidis Medina acusó a Sabas Pretelt, que en esa época era ministro del Interior, Diego Palacio, responsable de Protección Social y a otros funcionarios cercanos a Uribe. Por ello, la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes decidió en mayo investigar por el mismo caso a Uribe.

La ex congresista, que se encuentra actualmente en prisión, ha defendido desde el principio que se oponía a la reelección presidencial inmediata, pero que después de las ofertas del Gobierno cambió su voto, un respaldo que fue decisivo para impulsar el proyecto de ley que aprobó el Congreso y que luego avaló la Corte Constitucional. El trámite y la aprobación de esa reforma constitucional abrieron el camino para que Uribe fuera reelegido en el 2006.

Por su parte, Álvaro Uribe ha negado todas las acusaciones y ha declarado que los implicados sólo buscan desacreditar su gestión. Este escándalo de soborno coincide con un momento en el que el Congreso de Colombia sufre una grave crisis crisis política y un proceso judicial que mantiene en prisión a por lo menos 32 legisladores, mientras que más de 30 son investigados por sus presuntos nexos con los escuadrones de ultraderecha.