Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono admite que un avión militar violó el espacio aéreo venezolano el pasado sábado

Estados Unidos asegura que la incursión aérea se debió a un acto completamente involuntario.- El ministro de Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, ha citado al embajador norteamericano para que explique el sobrevuelo sobre unas islas al norte de Caracas

El Pentágono ha reconocido que un avión militar estadounidense violó el espacio aéreo venezolano el pasado sábado 17 de mayo. El anuncio de Washington se produce horas después de que Venezuela pidiera explicaciones a Estados Unidos por una incursión aérea producida pasado el fin de semana y solicitara la comparecencia del embajador norteamericano en Caracas, Patty Dutty, para que ofreciera explicaciones sobre el hecho. El Pentágono ha asegurado que la incursión de uno de sus aviones en territorio venezolano se debió a un acto completamente involuntario.

El incidente se produjo en la noche del sábado, cuando los radares venezolanos detectaron que una aeronave sobrevolaba el archipiélago de La Orchila, a 160 kilómetros al noreste de Caracas, donde opera una base militar venezolana, según el Gobierno de Chávez. El Pentágono ha confirmado que una aeronave S-3, especializada en combate contra submarinos pero que también realiza labores de inteligencia y espionaje, entró en espacio venezolano debido a un fallo en su sistema de navegación. "El 17 de mayo, un avión estadounidense S-3 (...) experimentó problemas intermitentes de navegación mientras realizaba una misión antinarcóticos en espacio aéreo internacional desde Curazao", según el portavoz del Pentágono, el comandante de Navío J.D. Gordon.

Tensión Caracas-Washington

El funcionario ha asegurado que la tripulación siguió el procedimiento y, tras identificarse a las autoridades aeroportuarias, abandonó la zona e informó del incidente. El avión pertenece a la fuerza militar conjunta del Sur, un grupo antinarcóticos basado en Key West, Florida, y aterrizó posteriormente sin problemas en Curazao, donde Estados Unidos tiene una base de la que salen la mayoría de misiones aéreas antidrogas del Caribe, ha precisado Gordon.

Por este incidente del sábado, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, ya ha anunciadoque el Gobierno citará al embajador de Estados Unidos este martes para que presente una explicción sobre la incursión aérea en el espacio venezolano del avión militar estadounidense. Tanto el Departamento de Estado como la propia embajada han adelantaron que investigarán el incidente y que darán una respuesta a Caracas.

Este nuevo cruce de acusaciones ha vuelto a encender las tensas relaciones que mantienen ambos países. Venezuela ya atacó duramente a Estados Unidos la semana pasada cuando Interpol confirmó la validez de los archivos de los ordenadores incautadas a las FARC, en los que Colombia y Estados Unidos basan sus acusaciones de que el presidente Hugo Chávez tiene nexos con la guerrilla. "No es sino un eslabón más en la cadena de provocaciones en la que se quiere envolver a nuestro país", aseguró el ministro de Defensa venezolano, Gustavo Rangel, quien consideró que la incursión del avión estadounidense fue una acción deliberada por parte de Washington.