Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú autoriza la extradición a Colombia del mercenario israelí Yair Klein

El ex coronel tiene pendiente una condena en el país latino de más de diez años.- Formó parte del cartel de narcotráfico de Medellín y entrenó a comandos paramilitares contra opositores

El Tribunal de Moscú ha autorizado la extradición a Colombia del ex coronel israelí Yair Klein, condenado en ausencia en ese país por terrorismo, según ha anunciado hoy la portavoz de dicha corte, Anna Usachova.

"El Tribunal de Moscú ha considerando procedente la decisión de la Fiscalía General de Rusia de extraditar a Yair Klein a Colombia", ha dicho Usachova en unas declaraciones a la agencia Interfax.

Los abogados de Klein habían anunciado que en caso de necesidad apelarían al Tribunal Supremo de Rusia para impedir la extradición de su cliente. El ciudadano israelí tiene pendiente en Colombia una condena a diez años y ocho meses de prisión, que le fue impuesta en 2001 por "instrucción, entrenamiento en tácticas, técnicas y procedimientos militares terroristas", delitos agravados por "haberse cometido con mercenarios, y concierto para delinquir".

Klein entrenó comandos paramilitares a comienzos de la década de los 80, cuando surgieron en la región colombiana del Magdalena Medio los grupos campesinos conocidos como "autodefensas" para combatir a las guerrillas izquierdistas.

Esas facciones armadas se convirtieron más tarde en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), acusadas de numerosos crímenes de la humanidad y que, tras mantener conversaciones con el Gobierno entre 2003 y 2006, desmovilizaron a más de 31.000 de sus combatientes.

De acuerdo con las investigaciones, Klein estuvo al servicio de los extintos capos del cartel de narcotráfico de Medellín Gonzalo Rodríguez Gacha y Pablo Escobar, y de los que fueran líderes de las AUC, los desaparecidos Fidel y Carlos Castaño.

El ex coronel israelí fue detenido en agosto del año pasado en el aeropuerto Domodédovo de Moscú, cuando se disponía a viajar a Israel. Su detención estuvo a cargo de efectivos del Departamento antiterrorista del Ministerio del Interior de Rusia y de agentes de la Interpol.