El Gobierno de Uribe rechaza una marcha contra los paramilitares

El Gobierno colombiano no participará en una marcha contra el palamilitarismo convocada para el 6 de marzo por una ONG, informó ayer uno de los más cercanos colaboradores del presidente, Álvaro Uribe, José Obdulio Gaviria. En declaraciones a emisoras de radio, el asesor presidencial adujo como razón que, según su criterio, esa marcha está "convocada" por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Yo, personalmente, no participaré, tal como lo hice y con todo entusiasmo en la marcha programada contra las FARC" del pasado 4 de febrero, dijo Gaviria sobre la nueva movilización, organizada por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado. El asesor añadió que "difícilmente la sociedad colombiana participará en tal tipo de convocatoria, cuando precisamente estamos marchando contra los que convocan".

Gaviria señaló también que la invitación a esa protesta se está haciendo desde la página de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), que en Internet difunde periódicamente comunicados y entrevistas de rebeldes de las FARC. También dijo que no podría estar de acuerdo con la ideología de quienes convocan a esa marcha, ya que dicen hacerlo contra los crímenes de Estado, una situación que, en su opinión, no se da en Colombia.

Iván Cepeda Castro, del grupo Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y organizador de la marcha contra los grupos paramilitares, por su parte, dijo a las emisoras que está en contra de cualquier grupo armado, sean las FARC o las bandas paramilitares. "Es claro que la convocatoria no la promueven las FARC; es una convocatoria hecha por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado", dijo Cepeda.

"Somos una organización legalmente constituida que rechaza cualquier adhesión de grupos al margen de la ley", dijo Cepeda. Aseguró que ésta es una convocatoria "abierta", en la que la gente puede "concentrarse en las plazas, marchar, colocar una bandera blanca en su casa" para "expresar su rechazo" a los paramiltares. Sin embargo, agregó, "si las FARC han anunciado cualquier clase de apoyo a esta demostración (...), queremos decir que no aceptamos ese tipo de respaldos a la convocatoria". El padre de Cepeda, el ex senador comunista Manuel Cepeda, fue asesinado por los paramilitares en 1994.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS