McCain se confirma como el gran vencedor del 'supermartes' republicano

El veterano senador por Arizona se alza en los Estados clave de Nueva York, Illinois, Nueva Jersey o California.- Saca más del doble de delegados a Romney.- Huckabee queda tercero pero cosecha mejores resultados de los previstos

El veterano senador por Arizona, John McCain, se confirma como el candidato republicano para la Casa Blanca.
El veterano senador por Arizona, John McCain, se confirma como el candidato republicano para la Casa Blanca.AFP

John McCain se impone según lo previsto en el supermartes republicano. Mientras en el bando demócrata el final de la carrera se antoja que será de fotografía, después de una jornada que mantiene la lucha entre Obama y Clinton igualada, los republicanos ya tienen en John McCain un candidato casi definitivo, a la espera que sus dos competidores, Mitt Romney y Mik Huckabee asuman que su desventaja es casi insalvable.

El senador por Arizona, que empezó como el gran tapado, se ha apuntado la victoria en varios Estados clave, especialmente en el área triestatal de Nueva York (donde se juegan 101 delegados), Nueva Jersey (52 delegados) y Connecticut (30), donde aparecía como favorito el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, que se retiró hace una semana. Al abandonar la carrera electoral, Giuliani anunció públicamente su apoyo explícito a McCain, lo que puede haber favorecido su victoria en estos tres importantes territorios de la Costa Este de Estados Unidos. Pero también se ha llevado California (173).

Más información
El 'supermartes' deja un empate técnico entre Barack Obama y Hillary Clinton
La resurrección de McCain
Obama promete seguir luchando
¿Qué pasa después del 'supermartes'?
Romney abandona la carrera por la candidatura republicana a la Casa Blanca

McCain encabeza la lista del número de delegados. Sin el recuento cerrado, el senador por Arizona tiene 613 delegados frente a los 269 de Romney y los 190 de Huckabee. Por ahora, los datos marcan la importante victoria de McCain, que saca más del doble de delegados a su perseguidor más inmediato y se asegura ya más de la mitad de los 1.081 delegados que están en juego en el bando republicano. En campo republicano, el ganador de cada Estado se lleva todos sus delegados, a diferencia del bando demócrata, donde cada aspirante consigue un número de delegados proporcional a los votos obtenidos.

McCain, en una comparecencia ante sus seguidores en Phoenix, ha asegurado que los republicanos tienen que ir haciéndose a la idea de que "somos la candidatura favorita". Se ha mostrado confiado en ganar y ha dicho que "queda mucho camino por andar" hasta las elecciones del próximo mes de noviembre, aunque tras las primarias del 'supermartes' en más de una veintena de estados "nos hemos acercado más".

Sin embargo, Mitt Romney, considerado el principal rival de McCain, resiste pero no alcanza al veterano senador, lo que le permite mantener la esperanza. Sucede lo mismo con Huckabee, que ha cosechado mejores resultados de los previstos antes del supermartes, gracias a los apoyos que el candidato evangelista ha recibido de los Estados del sur.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

¿Por qué los 'neocons' odian a McCain?

McCain se perfila finalmente como el candidato republicano para competir con los demócratas por la Casa Blanca, pero ahora al senador por Arizona le queda otro trabajo: convencer a los republicanos más conservadores de que es uno de ellos.

George W. Bush y sus fieles todavía recuerdan sus desavenencias durante la nominación republicana que perdió en el año 2000. Y desde entonces siempre ha ido por libre. Sin las ataduras de la disciplina de hierro del ala más dura de los republicanos, McCain ha sido uno de los tres únicos senadores republicanos que votaron en contra de la rebaja de impuestos defendida por el presidente Bush y ha criticado la estrategia en Irak.

Los neoconservadores acusan a McCain de ser un candidato que "gira a la izquierda". El apoyo de Rudy Giuliani y Arnold Schawarzenegger no son suficientes en un partido sembrado de conservadores de vieja escuela. El ex alcalde de Nueva York y el gobernador de California quedan muy lejos de las apetencias del republicano de corte tradicional. Para más leña al fuego, el diario New York Times, bastión mediático de los demócratas que no pueden ver los 'neocons', apoyó la candidatura de McCain frente a Romney y Huckabee.

McCain, el veterano de la guerra de Vietnam, quiere ser el nuevo comandante en jefe y liga su figura con la de Ronald Reegan, pero le costará ganarse el apoyo de los 'neocons'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS