Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chad mantendrá retenidos hasta el lunes a los siete tripulantes españoles

El cónsul en Camerún viaja al país africano para atender a los españoles

Los siete tripulantes españoles de un avión retenidos en Chad cuando iban a trasladar a niños de ese país a Francia por encargo de una ONG gala permanecerán en dependencias policiales hasta el lunes, han explicado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores. El cónsul de España en Camerún, Vicente Mas, tiene previsto llegar hoy a Chad, donde España no cuenta con representación diplomática, para atender a los españoles. La prolongación de su estancia obedece a una cuestión "procedimiental" antes de pasar a disposición del juez, según Exteriores.

Los retenidos son los tripulantes de un avión español contratado por la ONG francesa Arca de Zoé para trasladar a niños de Chad y Sudán a Francia. La ONG está siendo investigada por supuesta adopción ilegal. El vuelo fue contratado para una "operación humanitaria", según la compañía aérea, Girjet: trasladar a 103 menores africanos enfermos a Reims (Francia) donde supuestamente iban a ser operados. Nueve franceses, tres de ellos periodistas y seis cooperantes, permanecen detenidos. Se les acusa de haber intentado sacar del país en avión y de forma ilegal a los niños para entregarlos en adopción.

El cónsul honorario de Chad en España, Javier Nart, ha asegurado que "ha mejorado el trato" a los españoles, que la pasada noche pernoctaron "al raso y en el suelo", según Girjet, informa Miguel Mora. A los retenidos ya se les han devuelto sus teléfonos móviles y pertenencias. Fuentes de Girjet han relatado que "las autoridades han comprendido que la tripulación no tiene nada que ver y les han devuelto los móviles y sus pertenencias".

Según la compañía, los españoles retenidos se encuentran en una especie de comisaría cerca del aeropuerto de la capital, Yamena, en la que están "más o menos bien dentro de la angustia e incomodidad". Las fuentes han manifestado que la actuación del cónsul honorario "les ha ayudado mucho y ha servido para desbloquear la situación". El director de Operaciones de vuelo de Girjet, Tony Jimeno, ha contado a la Cadena SER que los españoles han pasado la noche "al raso y en el suelo". Por su parte, la embajadora española en Camerún, María Jesús Alonso, ha asegurado que los retenidos "están bien".

Vuelo ajeno a la ONG

Un directivo de Girjet, Antonio Cajal, explicó el viernes que el vuelo era ajeno a la ONG y que sólo fue contratado para una "operación humanitaria". Según Cajal, al llegar a Chad los siete tripulantes (cuatro de ellos mujeres) fueron retenidos por el Ejército chadiano "a punta de pistola", en el marco de una operación contra la ONG francesa.

La empresa española ha emitido un comunicado en el que destaca que "la compañía aérea y los familiares [de los tripulantes] no están recibiendo ningún tipo de información", mientras la tripulación sigue en el país "en condiciones infrahumanas, enviando mensajes de socorro a través de un móvil", pese a no estar acusados de ningún delito. Los hombres permanecen en comisaría, las cuatro mujeres están alojadas en la sede de ACNUR.

Las autoridades chadianas están a la espera de que un juez analice el caso para verificar que los niños que iban a ser trasladados a Francia no son nacionales de su país, que no permite las adopciones internacionales.

"Serán castigados"

El presidente de Chad, Idriss Deby, ha afirmado durante su visita al centro en el que están alojados los menores que los responsables del traslado serán castigados por participar en algo "intolerable".

Según el viceministro francés para los Derechos Humanos, Rama Yade, los miembros de Arca de Zoé actuaron de "forma ilegal e irresponsable". El Gobierno había advertido a los ciudadanos franceses de que no confiaran en las actividades de Arca de Zoé, repudiada por el resto de grupos humanitarios presentes en el país africano. Yade ha declarado que, en realidad, no se sabe nada "acerca de los orígenes de los niños, su nacionalidad o la situación real de sus familias y de sus comunidades", en comentarios recogidos por el diario francés Le Parisien.