Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dean se cobra su cuarta víctima mortal en Santo Domingo y avanza con fuerza hacia Jamaica

El ciclón arrojará lluvias torrenciales sobre Republica Dominicana y Haití.- Bush aprueba el envío de material de emergencia a Texas

Miami / Washington / Santo Domingo

Las bandas exteriores del huracán Dean, un ciclón "extremadamente peligroso" de categoría cuatro en la escala de intensidad Saffir-Simpson (de un máximo de cinco) con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora, azotan esta noche la costa sur de República Dominicana. En su boletín de las 23.00, hora peninsular española, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE UU informaba de que los vientos con fuerza de tormenta tropical se han sentido en Punta Cana en las últimas horas.

Los vientos huracanados de Dean se extienden a 110 kilómetros desde su centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical a 370 kilómetros. El ojo del huracán se encontraba a esa hora a unos 735 kilómetros al este-sureste de Kingston (Jamaica) y a 270 kilómetros al sur de Santo Domingo (República Dominicana).

Este sábado el huracán se cobraba su cuarta víctima mortal, un haitiano de 16 años que ha muerto tras caer al mar Caribe arrastrado por el intenso oleaje que produjo el ciclón a su paso por las costas de Santo Domingo. Con éste son ya al menos cuatro los muertos que deja Dean desde que esta semana comenzara a azotar con intensidad. Las otras muertes ocurrieron en Santa Lucía y Dominica, en las Antillas menores.

Dean aumentó la velocidad de traslación y se desplaza a 30 kilómetros por hora hacia el oeste-noroeste. Se espera que continúe con este desplazamiento y esta trayectoria llevaría al ojo de Dean a moverse en el sur de República Dominicana y Haití. El CNH ha advertido de que el ciclón arrojará torrenciales lluvias sobre esos dos países, así como sobre Puerto Rico y Jamaica. De acuerdo con los pronósticos, el huracán embestiría Jamaica el domingo por la tarde, luego avanzaría hacia el sur de Cuba y alcanzaría la península de Yucatán (México) el próximo lunes.

En Jamaica, donde se preparan ya para el embate del huracán, se han habilitado albergues y activado planes de prevención de desastres, según han informado organismos de protección civil. Expertos jamaicanos temen que Dean ocasione un desastre similar al causado por el huracán Gilbert en 1988, que dejó al menos 45 muertos y cuantiosos daños económicos. En 2004, el huracán Iván también afectó algunas zonas de Jamaica y se cobró 17 vidas.

En México, las autoridades del estado de Quintana Roo han ordenado este sábado por la tarde los primeros desalojos de zonas de riesgo y han advertido a los turistas que se preparen para ser evacuados por el avance del huracán. Ese estado, que tiene como cabecera turística a Cancún, y el de Yucatán han sido puestos en estado de alerta por la Protección Civil, mientras que en Campeche y las plataformas petroleras que hay en él, así como en Chiapas, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas la prevención ha sido de menor gravedad.

Otro problema para el Endeavour

El transbordador Endeavour de la NASA podría regresar a la Tierra un día antes de lo previsto, tras su misión a la Estación Espacial Internacional (ISS), para eludir al huracán Dean en su avance sobre Houston, donde se encuentra el Centro Espacial Johnson, que controla sus operaciones.

Los pronósticos señalan que el huracán golpeará la Península de Yucatán la próxima semana y después avanzará sobre el Golfo de México y el estado de Texas. En caso de que se mantenga este pronóstico y aumente su violencia, las autoridades de la NASA podrían decidir la evacuación del Centro Espacial Johnson, según fuentes de la agencia espacial estadounidense.

Bush aprueba el envío de material de emergencia a Texas ante el posible impacto del huracán

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha aprobado este sábado una declaración de emergencia previa al posible impacto del huracán Dean para el estado de Texas, según ha informado un portavoz de la residencia oficial.

La declaración de emergencia, solicitada por el gobernador de Texas, Rick Perry, permitirá al Gobierno federal desplazar ahora personal, equipamiento y provisiones a la zona, de forma que el estado pueda estar preparado si el huracán golpea sus costas. Bush aprobó la medida en su rancho de Crawford, Texas, donde pasa unos días de descanso. Perry declaró a mediados de esta semana el estado de emergencia en el estado.

Más información