Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El huracán Dean obliga a la NASA a adelantar un día el regreso del transbordador 'Endeavour'

Los astronautas finalizan la cuarta y última caminata espacial y comienzan a preparar su vuelta a la Tierra

El huracán Dean obliga a la NASA a adelantar un día el regreso del transbordador 'Endeavour'
Cristián Werb

El transbordador espacial de la NASA Endeavour regresará a la Tierra el martes, un día antes de lo previsto, ante la amenaza que el huracán Dean plantea al control de la misión en Houston (Texas), según ha informado la agencia espacial estadounidense.

El ciclón amenaza con impactar el miércoles sobre Texas y podría afectar a Houston, donde se encuentra el Centro Espacial Johnson. El transbordador se separará de la Estación Espacial Internacional este domingo y la NASA espera que la nave pueda tomar tierra el martes en el Centro Espacial Kennedy, en Florida. La agencia espacial señaló en los últimos días que ese centro improvisado no es tan bueno como el de Houston.

Este sábado, los astronautas Dave Williams y Clay Anderson completaron la cuarta y última actividad "extravehicular" de la misión del Endeavour para continuar el montaje de la Estación Espacial Internacional (ISS). Williams y Anderson salieron al espacio pasadas las tres de la tarde, hora peninsular española, y completaron su trabajo cinco horas después, hacia las 20.19, según ha informado el control de la misión en el Centro Espacial Johnson.

Sobre el ojo del huracán

La agencia espacial decidió reducir la caminata espacial en una hora y media, de forma que el Endeavour pueda regresar a Tierra el martes, un día antes de lo previsto. "No se trata de una situación ideal", indicó el viernes el comandante del Endeavour, Scott Kelly, en una conferencia de prensa desde el transbordador en la que no ocultó su molestia por el problema.

Según los pronósticos meteorológicos, el huracán podría impactar sobre la región de Texas el miércoles, día previsto para el retorno de la nave. Si ésto fuese así, sería necesario evacuar el Centro Espacial Johnson, según la NASA. Williams y Clay pudieron ver el gigante ojo del huracán cuando la estación espacial -a unos 348 kilómetros de distancia- orbitó sobre el Caribe. "¡Guau!", exclamó uno de ellos al comprobar la magnitud del fenómeno atmosférico.

Los astronautas abordaron solo las tareas más importantes previstas para este sábado, como la instalación de una antena y un soporte para el sistema de sensores de la grúa del transbordador. A eso se sumó la recogida de dos experimentos científicos que se encontraban en el exterior de la estación y que traerán de vuelta consigo a la Tierra.

Otro susto

Cuando llevaban unas tres horas flotando en el espacio, sonó una alarma de fuego en la estación, que resultó ser falsa y que no alteró el trabajo de Williams y Anderson.

El miércoles pasado, la tercera caminata terminó antes de lo previsto tras descubrirse un agujero en el guante de uno de los astronautas.

Por lo demás, concluida ya la actividad extravehicular, los siete astronautas a bordo del Endeavour centrarán sus actividades en los preparativos para el desacoplamiento de la ISS.