Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa de Kirchner lanza oficialmente su candidatura a la presidencia de Argentina

Las encuestas le adjudican una intención de voto de un 48%, suficiente para triunfar en la primera vuelta

La senadora Cristina Fernández, esposa del presidente Néstor Kirchner, ha lanzado oficialmente este jueves su candidatura presidencial para los comicios del próximo mes de octubre durante un acto en la ciudad de La Plata, a 50 kilómetros de Buenos Aires. El escenario ha sido el mismo en el que se anunció su candidatura a senadora por la provincia de Buenos Aires, en 2005.

En su discurso, según recogen las ediciones digitales de varios medios argentinos, la mujer de Néstor Kirchner ha alabado que la gestión del actual presidente "reconstruyó el Estado democrático constitucional", ha elogiado la política económica y ha prometido que "la novedad del cambio será seguir en una misma dirección".

Durante su mensaje, la candidata ha mencionado los que serán los "tres ejes" de su Gobierno si finalmente llega al poder y ha criticado el modelo económico de la década pasada. Estos tres ejes serán lo que denominó "la consolidación del estado democrático y de sus instituciones", la consolidación de un "modelo económico productivo de acumulación con inclusión social" y la "reconstrucción del autoestima". Cristina, como es llamada por los argentinos, ha señalado que el modelo desplegado por su esposo debe ser profundizado e institucionalizado, para que se consolide como una estrategia de nación a largo plazo.

Encuestas favorables

La candidata demostró sus dotes de oradora al hablar durante tres cuartos de hora en un teatro abarrotado de La Plata, su ciudad natal, donde unos 2.000 asistentes, entre ellos su esposo, Néstor Kirchner, en primera fila, siguieron un discurso que apeló más a lo racional que a lo emocional. En el exterior del edificio, militantes kirchneristas, llegados desde distintos puntos del país, han seguido el discurso de Fernández desde cuatro pantallas gigantes colocadas para la ocasión. Los medios argentinos, como La Nación, destacan que con toda esta puesta en escena el Gobierno busca hacer una demostración de fuerza en medio de los escándalos que han salpicado en los últimos meses a varios ministros.

Desde que se confirmó que la senadora Fernández será la candidata del oficialismo, después de que Kirchner declinara presentarse un nuevo mandato, las encuestas le adjudican una intención de voto de un 48%, por lo que estaría en condiciones de triunfar en primera vuelta.