El conservador Mauricio Macri arrebata al peronismo la capital argentina

El presidente del Boca logra un claro triunfo en las elecciones de Buenos Aires y se convierte en la figura de oposición a Kirchner

En unas elecciones que se convierten en la antesala de las presidenciales argentinas del próximo otoño, el empresario centroderechista Mauricio Macri ha vencido a su rival, el ministro de Educación, Daniel Filmus, en la carrera para ocupar la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Con el 87% de los votos escrutados, Macri obtiene en esta segunda vuelta de los comicios el 60,7% de apoyos, frente al 39,3% de Filmus.

"Hoy ganó el cambio. No es un cambio como un eslogan, es un cambio lleno de contenido, que propone otra política, otros valores", ha afirmado Macri -citado por la agencia Efe- en el local del barrio de Boca donde Macri y los suyos festejan la victoria del PRO (Propuesta Republicana).

Filmus, candidato del Frente Para la Victoria (la formación del presidente Néstor Kirchner), reconoció su derrota antes de que Macri se dirigiese a sus simpatizantes. "Saludamos a los que se han impuesto en estas elecciones. No vamos a caer en el formalismo de decir que estamos contentos, ningún resultado es satisfactorio si no ganamos", indicó el candidato oficialista.

Hasta el cuartel general de campaña del PRO se han acercado no sólo figuras próximas en lo ideológico y lo personal al empresario, sino también numerosos exponentes del peronismo contrario a Kirchner, alimentando las especulaciones sobre las posibles propuestas al presidente del Boca para que se decida a enfrentarse a Kirchner en las presidenciales de octubre.

Gran apoyo

Macri se convierte así en la figura opositora a Kirchner de mayor respaldo popular. En la primera vuelta disputada el pasado 3 de junio Macri aventajó a Filmus en más de 21 puntos y venció en todos los distritos de la capital argentina.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por otra parte, el jefe de Gobierno saliente, Jorge Telerman, ha despejado finalmente una de las dudas de esta segunda vuelta al asegurar que piensa quedarse en su puesto hasta el próximo 10 de diciembre. Durante varios días se había especulado con la posibilidad de una adelanto en el traspaso de poder algo que daría al vencedor de las elecciones -en este caso Macri— una plataforma de opinión privilegiada de cara a las elecciones presidenciales del próximo octubre.

A las cinco de la tarde hora local (diez de la noche en España) más del 70% del censo había votado. En Argentina el voto es obligatorio para los nacionales y, en elecciones locales, optativo para los extranjeros.

Otra derrota de Kirchner

La jornada tuvo otra mala noticia para Néstor Kirchner en Tierra del Fuego, donde su candidato y actual gobernador, Hugo Cóccaro, fue derrotado por Fabiana Ríos, de Afirmación por una República Igualitaria (ARI), quien logró el 50,22% de los votos por el 48,34% del candidato del Frente Para la Victoria. El resultado de la provincia más meridional argentina es significativo por tres razones.

Ríos se convierte en la primera mujer gobernadora electa en el país. Su victoria supone además un soplo de aire fresco para la líder nacional del partido, Elisa Carrió, cuya imagen había quedado dañada tras la primera vuelta de las elecciones de Buenos Aires, donde apoyó al gobernador Jorge Telerman, quien ni siquiera pasó al segundo turno. Carrió ve resucitadas sus aspiraciones presidenciales. Y Kirchner ha sufrido un importante revés en una provincia que el oficialismo daba como segura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS