Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uribe anuncia la liberación de guerrilleros de las FARC antes del 7 de junio

El presidente de Colombia basa su decisión en "razones de Estado"

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha anunciado hoy la liberación, parcial o total, de los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) detenidos por delitos menos graves antes del próximo 7 de junio. El mandatario ha explicado que ha tomado la decisión "por razones de Estado" y que ésta debe ser considerada un primer paso hacia un eventual intercambio de guerrilleros por secuestrados por las FARC.

En una entrevista en Radio Caracol, el jefe del Estado ha señalado que "por una razón de Estado, el 7 de junio tengo que haber hecho efectivo lo de las FARC, parcial o total (...) Los tendré trasladados a un lugar distinto a la cárcel". Uribe ha rechazado revelar los motivos que le han llevado a tomar esta decisión. "Es una razón superior para la conveniencia del Estado que oportunamente la sabrá el país", ha dicho. "El Gobierno tiene que buscar todos los medios legales para la liberación de las personas secuestradas, gústele o no a esos bandidos de las FARC", ha añadido, precisando que no está proponiendo una ley de punto final. "He venido proponiendo a los colombianos una excarcelación total o parcial en búsqueda de la verdad, como premio a la verdad, que no es ni amnistía ni indulto, que no levanta la condena, que no levanta la responsabilidad penal y que sería excarcelación total o parcial con muerte política", ha aseverado el gobernante.

Según Uribe, esa excarcelación puede ser entendida como "un primer paso" hacia un posible acuerdo humanitario del Gobierno y las FARC para intercambiar los 56 políticos, soldados y policías secuestrados por centenares de rebeldes presos. Dicho acuerdo, que se intenta lograr desde hace más de cuatro años, no ha sido posible porque las FARC, la principal guerrilla del país, exigen desmilitarizar dos municipios del departamento del Valle del Cauca -Pradera y Florida- y porque el Ejecutivo exige que los que sean excarcelados no regresen al combate. En la lista de cautivos figura la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada en 2002, que hasta el mes pasado estuvo compartiendo cautiverio con el policía John Frank Pinchao, quien logró huir tras casi nueve años y rebeló que la dirigente política y otros rehenes siguen vivos.

Uribe ha manifestado que los guerrilleros que sean liberados tendrán que comprometerse a colaborar en la consecución de la paz en el país, a no volver a delinquir y a aceptar la tutela de la Iglesia, que habrá de corroborar su buen comportamiento. "Es al presidente de la República a quien le corresponde, cuando está convencido de que es útil para el bien general, lanzar estas propuestas, provocar una discusión y ofrecer toda la receptividad a quienes participen en esa discusión", ha agregado. El jefe del Estado ha comentado que en lugar de una "ley de olvido" aspira a una "ley de memoria", para que Colombia no repita su historia de violencia.