Chávez y Ahmadineyad destinan 2.000 millones de dólares para apoyo mutuo y a terceros

Además de servir para el desarrollo bilateral, el fondo financiará proyectos de desarrollo productivo en países de Latinoamérica y África

Los presidentes venezolano, Hugo Chávez, e iraní, Mahmud Ahmadineyad, han anunciado en Caracas la creación de un fondo de 2.000 millones de dólares para financiar proyectos de desarrollo en sus países y en otros latinoamericanos y africanos.

"Esto es sólo el preludio de lo que haremos", ha dicho Chávez en la alocución televisada en la que dio cuenta de lo que ha sido la visita de hoy de Ahmadineyad, quien este domingo viajará a Nicaragua y el lunes a Ecuador.

Más información
El presidente de Irán llega a Nicaragua para firmar un acuerdo de cooperación

Ahmadineyad ha detallado que, además de servir para el desarrollo bilateral, el fondo financiará proyectos de desarrollo productivo en países de Latinoamérica y África, contribución a la que dijo están obligados como países petroleros, al igual que lo están de "promover el pensamiento revolucionario" para hacer frente a "la dirección incorrecta de los países poderosos".

Más explícito contra "el imperialismo" ha sido en esta ocasión Chávez, quien ha reiterado que ni esa potencia ni otra "podrá detener el avance de nuestras dos revoluciones, de nuestros dos pueblos". También ha calificado de "importante" que Ahmadineyad siga luego su viaje a dos de los países latinoamericanos en los que en las últimas elecciones ganaron líderes de izquierdas, el nicaragüense Daniel Ortega y el ecuatoriano Rafael Correa.

Además de esta iniciativa global, ambos han firmado once convenios, memorandos de entendimiento, cartas de intenciones y otros papeles para afianzar sus relaciones industriales, educativas, culturales y en turismo, tributario y petrolero, adicionales a la treintena que firmaron hace cuatro meses, en la anterior visita del iraní al país.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Chávez también ha destacado que coincidió con Ahmadineyad en que "el imperialismo no descansará en el esfuerzo de debilitarnos" y que "una de sus estrategias es debilitar a la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y el precio" del crudo. Por ello, ha revelado, "hemos convenido arreciar nuestros esfuerzos coordinados dentro de la OPEP y más allá de ella (...) para salvaguardar el precio de nuestra materia prima", en especial con el apoyo a futuros recortes adicionales de producción y la oferta.

Hugo Chavez y Mahmud Ahmadineyad se saludan.
Hugo Chavez y Mahmud Ahmadineyad se saludan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS