Nuevo pulso en La Haya entre Argentina y Uruguay por las fábricas de celulosa

El 80% de los uruguayos está a favor de la construcción de dos papeleras en el país

La Haya / Montevideo - 18 dic 2006 - 23:17 UTC

Uruguay y Argentina se enfrentaron ayer de nuevo ante el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) de La Haya a causa de la construcción de una fábrica de celulosa de la empresa finlandesa Botnia en la orilla del río Uruguay, que separa geográficamente a ambos países y da también nombre al país. La española Ence decidió la semana pasada reubicar en otro lugar de Uruguay la otra papelera prevista en la zona. El pasado julio, los 14 jueces de la corte permanente de Naciones Unidas decidieron no suspender las obras de ambas plantas de forma cautelar por considerar que no suponían riesgos para el medio ambiente.

Ayer, sin embargo, Héctor Gros Espiell, embajador uruguayo en Francia, acusó a Buenos Aires de “estrangular su economía” al ignorar el bloqueo de tres puentes internacionales sobre el río efectuado por habitantes de localidades argentinas limítrofes.

Uruguay asegura que con ello se trata de forzar el abandono de un proyecto adjudicado, “con todas las garantías de protección del entorno”, a la empresa finlandesa Botnia.

Según Argentina, la decisión de Ence de trasladar su planta celulosa al sur del río Uruguay, donde se bifurca con el río de la Plata, se debe a que esto aumenta el volumen de las inversiones, pero Montevideo alega que es consecuencia de los bloqueos de los puentes.

Argentina, que elevó el contencioso al TIJ por considerar que las fábricas de celulosa ensuciarán el río destruyendo la agricultura y el turismo, negó ayer los efectos económicos de las protestas. Según Susana Ruiz Cerutti, el rechazo ciudadano no es nuevo y tampoco daña la construcción. “La planta de Botnia había sido erigida en un 20% el pasado julio. En estos momentos llevan ya un 70%, de modo que van a buen ritmo”, dijo.

El puente que une la ciudad uruguaya de Fray Bentos con la argentina de Gualeguaychú está cortado desde hace más de tres semanas, como ya lo estuvo intermitentemente durante todo el año pasado, por grupos de vecinos de esta última ciudad para protestar contra la instalación de la planta de Botnia.

El Tribunal Arbitral del bloque regional de Mercosur ya juzgó el tema de los cortes de carreteras y falló que éstos eran ilegales y violaban el derecho a la libre circulación de bienes y servicios en la región.

Sondeo favorable

Por otra parte, el 80% de los uruguayos se declara partidario de la instalación de dos plantas de celulosa en su país, según una encuesta publicada ayer. En el sondeo de Interconsult, publicado por el diario Últimas Noticias, participaron 800 personas.

El 50% de los consultados considera que las empresas serán contaminantes pero que el grado de polución será “manejable”.

Una tercera parte opina que las industrias no serán “nada contaminantes” y el 13% restante teme que éstas sean “muy contaminantes”.

Asimismo, hay un 11% que considera que las plantas deben instalarse aun en el caso de que sean altamente contaminantes, mientras que otro 8% no está de acuerdo con las plantas “en ninguna circunstancia”.

La encuesta también revela que el aspecto que más valoran los uruguayos es el hecho de que las plantas generarán puestos de trabajo en un país con un tasa de desempleo del 10,5%.

El 57% opina que la aportación que harán las empresas será “importante” y el 11%, que será “muy importante”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50