Annan reclama a Israel que levante el bloqueo a Líbano

El secretario general de la ONU pide en Beirut al comienzo de su gira por Oriente Próximo que Hezbolá libere a los soldados israelíes.- Italia envía mañana 2.500 soldados

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, ha iniciado esta mañana una gira por Oriente Próximo para recabar el máximo apoyo a su plan de paz. Su primera parada ha sido en Beirut, en donde lo primero que ha pedido es que Israel levante el bloqueo de Líbano y que Hezbolá libere a los soldados israelíes que mantiene retenidos. Annan ha recalcado que es necesario declarar el sur de Líbano zona "libre de armas", aunque ha subrayado que el desarme de cualquier milicia libanesa debe darse en el marco de un acuerdo nacional.

Más información
Gira diplomática de Kofi Annan
Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en Líbano

En una rueda de prensa celebrada junto al primer ministro libanés, Fuad Siniora, Annan ha agregado que las únicas armas que debe haber en el sur del país son las de las fuerzas internacionales y las del ejército libanés.

Por su parte, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha descartado esta tarde la formación de una comisión judicial para investigar la actuación de los dirigentes israelíes durante los enfrentamientos con la milicia libanesa de Hizbulá. Olmert ha rechazado la comisión judicial (de Estado, según la terminología empleada en Israel) con el argumento de que no servirá a Israel para prepararse para el futuro "que será lidiar con la amenaza iraní", ha afirmado.

El objetivo de Annan en esta gira es lograr que la fuerza internacional se despliegue cuanto antes para velar por el cumplimiento del débil alto el fuego entre Israel y Hezbolá. Líbano ha aprovechado la visita de Annan, que ha llegado a Beirut poco antes de mediodía, para pedirle que exija a Israel el levantamiento del bloqueo aéreo y marítimo que ahoga a su población, dos semanas después del final de la guerra. Antes de regresar a Nueva York, Annan visitará Madrid para agradecer a Zapatero la aportación española, de unos mil soldados, al esfuerzo pacificador de la zona.

Annan ha asegurado que ha recibido el compromiso del gobierno libanés e israelí, para la aplicación de la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad. En unas declaraciones, tras reunirse con el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri y con el primer ministro, Fuad Siniora, Annan ha agregado que había informado a las autoridades libanesas del envío de 6.000 cascos azules europeos al sur del país. "Queremos una paz total y permanente", ha dicho el secretario de la ONU que ha mostrado su esperanza de que pueda establecerse la paz con la ayuda de todas las partes implicadas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Detrás de la ofensiva diplomática de Annan, que también visitará Israel, Qatar, Turquía, Arabia Saudí, Egipto, Jordania, Irán y Siria, late la sensación de que el alto el fuego puede romperse en cualquier momento si una fuerza de paz allí desplegada no vela por su cumplimiento.

Damasco, etapa clave

Damasco será una etapa clave de la misión que el máximo dirigente de Naciones Unidas, que hará todo el viaje en un avión puesto a su disposición por el Gobierno español. Annan tratará de convencer a Siria —principal patrocinador de Hezbolá, junto a Irán— de la necesidad de no poner trabas al trabajo de los cascos azules.

El presidente sirio, Bachar el Asad, ha amenazado con cerrar los accesos a Líbano si los soldados de Naciones Unidas se despliegan en la frontera, pero Israel considera que la vigilancia de esa zona por parte de la fuerza internacional es una condición indispensable para retirar sus tropas del sur de Líbano, pues de Siria llegan los cargamentos de armas destinados a Hezbolá.

Annan, acosado por simpatizantes de Hezbolá durante su visita a los barrios más afectados de Beiritu.
Annan, acosado por simpatizantes de Hezbolá durante su visita a los barrios más afectados de Beiritu.REUTERS
El ministro de Asuntos Exteriores del Líbano Fawzi Salloukh (c) y el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri (2i), dan la bienvenida al secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan.
El ministro de Asuntos Exteriores del Líbano Fawzi Salloukh (c) y el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri (2i), dan la bienvenida al secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan.EFE

Luz verde en Italia al envío de tropas

El Consejo de ministros italiano ha aprobado hoy por unanimidad un decreto ley para enviar mañana mismo a Líbano cinco buques con 2.500 soldados para formar parte de la nueva Fuerza Interina de Naciones Unidas (FINUL).

El subsecretario de la presidencia del Gobierno, Enrico Letta, ha explicado que las tropas saldrán mañana desde el puerto de Brindisi (sureste de Italia). En una primera fase, de los 2.496 soldados que

participan en la misión, sólo 1.000 realizarán operaciones en el territorio, mientras que el resto actuarán como apoyo logístico desde las naves. En una segunda fase participarán 2.680, de los que 2.450 actuarán desde tierra y solo 200 se quedarán a bordo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS