Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos viaja a Siria con el mensaje de Líbano de que sea "constructiva y ayude"

El ministro de Asuntos Exteriores español se ha encontrado en Beirut una "sociedad y un gobierno unidos"

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha viajado a Líbano, donde se ha encontrado una "sociedad y un gobierno unidos" en la búsqueda de soluciones para salir de la crisis. Este jueves trasladará a Siria un mensaje de las autoridades libanesas: "Que sea constructiva y ayude" al país vecino. En su estancia en Beirut, el representante español -que fue enviado especial de la UE en Oriente Próximo- se ha reunido con el jefe del Parlamento libanés, el chií Nabih Berri, y con el primer ministro, Fuad Siniora, con quien ha almorzado junto a los ministros de Exteriores de Egipto, Ahmed Abul Gheit, y Jordania, Abdelilah al Jatib.

El presidente del Parlamento libanés, actualmente aliado de Hezbulá, no se ha desmarcado del discurso del gobierno y ha repetido el mensaje de unidad de todos los libaneses tras el llamado plan Siniora, que establece la extensión de la autoridad del Estado sobre todo el territorio -y por tanto el fin de la hegemonía y la presencia armada de Hezbulá en el sur-, así como la retirada de las tropas israelíes de esta zona en conflicto y de las polémicas Granjas de Cheba. Para Moratinos, este plan es "base esencial" para que el Consejo de Seguridad de la ONU pueda pedir el alto el fuego inmediato.

Moratinos había llegado por la mañana en un avión Hércules con un cargamento de ayuda humanitaria, y dejó el país cinco horas después con un grupo de 34 refugiados, casi todos ellos españolas o familiares de españoles, que han sido evacuados por la Embajada. Mientras que los refugiados continuaban el viaje hacia España, el ministro hizo escala en Lárnaca a última hora de la tarde para continuar viaje hacia Damasco, donde esta noche ha cenado con su homólogo sirio, Walid al Muallem, y este jueves se reunirá con el presidente Bachar al Asad y el vice presidente Faruk al Chara.

Fuerza de paz de la ONU

EL PAIS ha podido saber de fuentes gubernamentales que España está dispuesta a participar "con una contribución significativa" en el envío de una fuerza de paz bajo mandato de Naciones Unidas al sur de Líbano. Aunque las conversaciones están en una fase inicial, se da por seguro que la fuerza será liderada por Francia; España podría contribuir con "al menos" un batallón de 800 soldados. Hoy, Moratinos ha dicho afirmar todo esto "es muy prematuro". "Primero habrá que ver las condiciones políticas y en concreto una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU", ha dicho tras su llegada al aeropuerto de Beirut.

"Una resolución del Consejo es condición sine qua non para que España pueda plantearse esa eventual participación en la fuerza internacional. Habrá que plantearse el mandato, el contexto político y militar", ha recalcado. Además, el Gobierno pedirá "el aval del Congreso" antes de tomar esa decisión, ha añadido.

Antes de salir hacia Líbano, Moratinos se mostró partidario de que la UE exigiera "un alto el fuego inmediato" en la zona, algo que no se logró en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los Veinticinco celebrada ayer por la oposición de Reino Unido, Alemania y la República Checa. A ese respecto, la secretaria de Estado norteamericana, Condolezza Rice, ha afirmado que el alto el fuego en Líbano podría producirse en los próximos días. "Es muy probable que se produzca esta semana. Estamos hablando de días, no de semanas" ha dicho Rice a la cadena pública estadounidense PBS.