Escalada militar en Oriente Próximo

Cuatro observadores de la ONU mueren en un ataque de Israel al sur de Líbano

Israel erige una "franja de seguridad" hasta la llegada de tropas internacionales

Al menos cuatro observadores de Naciones Unidas han muerto en uno de los ataques aéreos de Israel sobre el sur de Líbano, según ha confirmado esta noche el portavoz estadounidense ante el Consejo de Seguridad de la ONU, John Bolton, después de las primeras informaciones aportadas por fuentes de la seguridad libanesa. El Ejército israelí ha alcanzado el puesto de la ONU en Khiman, al sur del país. Estas informaciones llegan horas antes de que se celebre la Conferencia de Roma, en la que la comunidad internacional va a analizar la tensa situación en la zona.

Más información

La ONU en Líbano ha confirmado que hay heridos entre su equipo pero ha declinado confirmar la muerte de observadores internacionales en la base, aunque el portavoz en la zona, Milos Strugar, sí ha confirmado que el edificio de Naciones Unidas en Khiam ha resultado dañado tras un ataque.

En Roma, donde ya se encuentra el secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha declinado comentar estas informaciones y ha asegurado que la organización "está tratando de obtener más detalles".

Mientras tanto, un portavoz del Ejército israelí ha asegurado que se investiga lo sucedido.

Una "franja de seguridad

Mientras tanto, el Ejército israelí está erigiendo una "franja de seguridad" en el sur de Líbano, según ha confirmado esta tarde el ministro de Defensa israelí, Amir Peretz, en una visita al norte de Israel. Peretz ha afirmado que ese territorio en el sur de Líbano y a lo largo de la frontera con Israel será controlado indefinidamente por las fuerzas israelíes si no son desplegadas tropas multinacionales. Hoy, las tropas israelíes que operan en Líbano meridional se han hecho con el control del pueblo de Bint Jebel, un baluarte de la milicia islámica de Hezbolá, según ha anunciado hoy la radio pública israelí.

Peretz no ha especificado el espacio que cubrirá la franja y ha dicho que no es posible crear una frontera permanente, entre Israel y Líbano, debido a las condiciones del terreno. Además, ha apuntado que se establecerá de acuerdo con la capacidad de control y ejecución del Ejército israelí que a su vez abrirá fuego contra todo aquel que se acerque. El ministro ha explicado que tropas israelíes actúan en varios focos dentro de territorio libanés, cerca de la frontera con Israel, en los que chocan con combatientes de Hezbolá y ha apuntado que esa actividad también da respaldo a la creación de la franja de seguridad.

En el interior de Bint Jabel, que se considera la capital de la guerrilla, permanecen atrincherados 150 milicianos de Hezbolá que resisten los ataques israelíes. En cuento ha trascendido que el Ejército israelí asediaba la ciudad, la Resistencia Islámica, el brazo armado de Hezbolá, se ha apresurado a enviar un comunicado para desmentir que el Ejército israelí haya tomado el control de la ciudad. La nota, difundida por la televisión Al Manar, órgano de Hezbolá, asegura que "Bint Jebel está fuera del control de las fuerzas de la ocupación y aún continúan violentos y duros combates en sus afueras".

Distintos oficiales militares israelíes citados por la emisora de las Fuerzas Armadas, Galei Tsahal, han indicado que los combates no han cesado ya que los milicianos resisten en el casco urbano de esa ciudad. "Estamos golpeando a los terroristas y tomamos prisioneros a varios de ellos", declaró a la emisora el teniente coronel Itzik Ronen, subcomandante de una brigada de operaciones en Bint Jebel. "El enemigo sufrió algo más que pocas bajas y estamos estabilizando la situación para tomar el control total de la localidad", agregó el oficial militar.

La operación militar lanzada ayer contra los milicianos de Hezbolá en la casi deshabitada localidad, evacuada por la mayor parte de sus habitantes, ha sido bautizada como Telaraña de Acero. Aunque se sabe que resisten en el centro de Bint Jebel, se conoce la situación exacta de los guerrilleros de Hezbolá que, ayer mataron a un oficial y a un soldado israelíes, e hirieron a 14 al comenzar las hostilidades.

Los soldados israelíes, por su parte, han matado a 10 milicianos y han causado con sus ataques un número indeterminado de heridos, según fuentes castrenses. Además, al menos dos de los guerrilleros, según los medios locales, han sido hechos prisioneros.

Hezbolá golpea el norte de Israel

Una treintena de cohetes katiushas disparados por la milicia Hezbolá han impactado hoy en diferentes localidades del norte de Israel, la mayoría de ellos en Haifa, según han informado fuentes policiales. El ataque de este mediodía sobre el país ha sorprendido a las fuerzas de seguridad israelíes por su cantidad, ya que esperaban que los bombardeos del sur de Líbano durante las últimas 48 horas hubieran mermado la capacidad ofensiva de la guerrilla libanesa.

392 civiles libaneses muertos

El número de civiles libaneses muertos en las casi dos semanas de combates entre Israel y la milicia chií de Hezbolá es de 392 personas, a los que hay que añadir 1.383 heridos, según ha informado hoy el gobierno libanés. "No incluimos en estas cifras la de militantes de Hezbolá muertos", ha precisado el ministro del Interior Ahmed Fatfat, que ha dicho desconocer ese dato.

Tampoco ha precisado el número de muertos durante la jornada de hoy, entre los que hay que contar al menos nueve personas -siete de ellas de una misma familia- en un edificio de la ciudad de Nabatieh, según ha informado esta mañana el alcalde de esa localidad.

Llegan a Madrid otros 70 evacuados

Un grupo de 70 evacuados de Líbano, entre las que se encuentran dieciocho españoles, ha llegado esta noche, a las 20.45 horas, a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un avión de las Fuerzas Armadas. Se prevé que en un principio este quinto vuelo sea el último que el Ministerio de Exteriores organiza para repatriar a los ciudadanos españoles y extranjeros que se encontraban en Líbano cuando estalló esta nueva crisis en Oriente Medio hace dos semanas.

Entre los pasajeros del avión, que ha partido de Damasco (Siria) alrededor de las 12.30 (hora española), se encuentran también 52 personas de otras nacionalidades (europeos, estadounidenses e iberoamericanos).

Lo más visto en...

Top 50