El embajador de Israel en España aboga por poner "punto y final" a la polémica con Blanco

Víctor Harel habla por teléfono con el secretario de organización del PSOE para zanjar el conflicto y mirar hacia el futuro en las relaciones entre España e Israel

El embajador de Israel en España, Víctor Harel, y el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, han decidido dejar la polémica y "mirar al futuro". Ambos representantes han coincidido en "dejar esta megafonía" que ha caracterizado sus relaciones en las últimas horas, durante la conversación telefónica que han mantenido esta tarde. Después de que ayer Harel pidiera explicaciones a Blanco por decir que las muertes de civiles en Líbano son "objetivos buscados" por Israel, éste ha dicho hoy en un acto en Galicia que los muertos, sean israelíes o de Líbano, no tienen razón de ser.

Más información
Israel considera infame que el PSOE diga que los ataques a Líbano buscan víctimas civiles
Cuatro observadores de la ONU mueren en un ataque de Israel al sur de Líbano

"En estos momentos en que estamos en la últimas fases militares y en el comienzo de la diplomacia es cuando estoy seguro que España, junto a la UE jugará un papel predominante", ha destacado el embajador israelí en España. Horas antes, había pedido al secretario de Organización del PSOE una "rectificación clara" sobre sus declaraciones de ayer, en las que afirmaba que las muertes de civiles en Líbano son "objetivos buscados" por Israel.

Blanco ha condenado cualquier muerte de inocentes durante un homenaje a Castelao en su villa natal, con motivo del Día de Galicia, donde ha explicado que "la posición del PSOE es clara en relación con el conflicto de Israel y Líbano". El dirigente socialista ha reclamado "el alto el fuego inmediato para poder abrir el diálogo y vías diplomáticas que permitan resolver el conflicto", ha reiterado que la posición del PSOE "es esa y no otra", y, preguntado por la demanda de rectificación del embajador israelí por sus declaraciones de ayer, se ha remitido a las palabras que acababa de pronunciar.

Blanco aseguró ayer que las muertes de civiles en Líbano "no se pueden considerar daños colaterales", sino que son "objetivos buscados" por Israel. Estas manifestaciones provocaron el enfado del embajador israelí en España, quien dijo horas después que las palabras del dirigente socialista eran "infames". Más tarde, el secretario de Organización del PSOE matizaba sus palabras y aseguraba que es "la desproporción con que Israel ha respondido a los ataques terroristas de Hezbolá" lo que "provoca inevitablemente la muerte de civiles" en Líbano.

Polémica entrevista de Aznar

De los que no se ha retractado Blanco es de lo dicho contra el ex presidente Aznar, en declaraciones a la BBC. En una entrevista en el programa Hardtalk, de la cadena de noticias de la televisión británica, Aznar mantuvo que Israel debería formar parte de la OTAN. El periodista le preguntó si, en ese caso y ante una escalada bélica como la actual, la OTAN podría bombardear Líbano. "Si fuera necesario, sí", replicó Aznar. Argumentó así su respuesta: "Porque considero que Israel es una parte esencial del mundo occidental y porque considero que mi interés, mi democracia, mi libertad y mi integridad pasa en estos momentos por la existencia de Israel".

Blanco ha censurado estas declaraciones: "Hemos sabido que Aznar trabaja ya para una multinacional de la comunicación. Empezamos a sospechar que debe tener algún contrato también con una multinacional del armamento".

El secretario de Organización del PSOE, José blanco, durante su discurso ante el busto de Castelao, en la localidad coruñesa de Rianxo.
El secretario de Organización del PSOE, José blanco, durante su discurso ante el busto de Castelao, en la localidad coruñesa de Rianxo.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS