Israel ha usado armas de fragmentación en sus ataques sobre Líbano, según Human Rights Watch

La organización pide al Estado hebreo que cese en el uso de este tipo de armamento

Israel ha utilizado, según la organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), armas de fragmentación, en su ofensiva sobre Líbano. HRW ha instado al Estado hebreo al cese inmediato del uso de tales armas. En un comunicado, HRW afirma que "testigos y supervivientes" en Líbano han informado de que Israel desarrolló un ataque, el pasado 19 de julio, con armas de fragmentación en Blida, donde una mujer de 60 años perdió la vida y otros 12 civiles, entre ellos siete niños, resultaron heridos.

Además, los investigadores de HRW fotografiaron la presencia, el 23 de julio, de esas "armas de fragmentación en el mismo seno del arsenal militar israelí de una división de artillería estacionada en la frontera con Líbano".

Más información
Abbas pide un alto el fuego pero Condoleeza Rice lo condiciona "a una paz duradera"
Cuatro observadores de la ONU mueren en un ataque de Israel al sur de Líbano

Indignación

"Las armas de fragmentación son armas intolerablemente imprecisas y poco fiables para utilizar próximas a civiles", dice indignado Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, en el comunicado. "No deberían usarse nunca en zonas pobladas".

Ayer, el presidente libanés, Emile Lahoud, acusó a Israel de usar bombas de fósforo blanco (prohibidas por la ONU en ataques contra zonas habitadas). El jueves, la asociación Handicap International mostró su preocupación ante "la posible utilización" de minas antipersonales colocadas por Hezbolá y bombas de fragmentación utilizadas por Israel, en el actual conflicto en Líbano.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS