Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ascienden a 20 los fallecidos en Polonia al derrumbarse el techo de un centro de exposiciones

La policía, que atribuye la tragedia a la acumulación de nieve en la cubierta, calcula que había dentro entre 500 y 1.000 personas en el interior

Al menos 20 personas han muerto y otras 88 han resultado heridas al derrumbarse el techo del centro de exposiciones de la ciudad polaca de Katowice, en la región minera de Silesia. El hundimiento se ha producido por la gran cantidad de nieve acumulada en la cubierta en las últimas horas, según las primeras investigaciones. Un centenar de personas continúan atrapadas en el interior del recinto, de unos 10.000 metros cuadrados, han informado los bomberos.

En la búsqueda de supervivientes participan 70 equipos de bomberos y 200 policías, así como grupos de especialistas en rescate minero de las explotaciones de hulla cercanas al lugar del accidente. La policía y los expertos consideran que la causa más probable del hundimiento del techo de la nave -en la que unas 700 personas participaban en una exposición de palomas mensajeras- fue el peso de la espesa capa de nieve que se acumulaba en el tejado.

Las autoridades temen que las heladas, con temperaturas de 12 grados bajo cero, puedan ser mortales para las personas atrapadas entre los escombros. La mayoría de ellas no podrán ser rescatadas sin contar con equipos pesados que podrían tardar en llegar al lugar del siniestro hasta la mañana del domingo.

Fuentes policiales han informado de que al menos 80 personas ya han sido trasladadas a hospitales de la ciudad con heridas y lesiones de diversa gravedad. Según el relato, el techo de la nave de exposiciones se hundió en dos tiempos, primero la parte central y media hora más tarde los laterales.

A la ciudad de Katowice se ha desplazado ya, para tomar conocimiento en directo sobre el suceso, el primer ministro, Kazimierz Marcinkiewicz, desde la estación de deportes invernales de Zakopane, donde había presenciado un concurso de saltos de esquí. Los expertos en construcciones de acero, como la nave destruida que tenía cien metros de ancho por ciento cincuenta de largo, aseguran que los elementos del techo, al hundirse, formaron una especie de castillo de naipes lo cual pudo salvar a muchas personas que pudieron encontrar refugio.

Un invierno gélido

Un total de 15 personas murieron a comienzos de este año en la ciudad alemana de Bad Reichenhall, al sur del país, cuando se derrumbó la cubierta de madera de una pista de patinaje con una antiguedad de 34 años. Al igual que en el siniestro sucedido hoy, la nieve fue el desencadenante de la tragedia.

Este es el invierno más frío en Polonia de las últimas décadas debido al temporal afecta desde hace días a Europa, con especial impacto en los países más al norte y con temperaturas inferiores a los 30 grados bajo cero.