Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DEL COMERCIO MUNDIAL

EE UU se suma a la UE y ofrece duplicar las ayudas a los países más pobres

A cambio, las naciones ricas esperan que las emergentes reduzcan sus aranceles

El representante de Comercio de EE UU, Rob Portman, ha anunciado hoy en la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Hong Kong que su país duplicará sus contribuciones al programa global de ayuda al comercio desde 1.300 millones de dólares este año a 2.700 millones en 2010. La UE ofreció ayer también duplicar a partir de 2010 las ayudas que destina a los países en desarrollo. Las naciones ricas esperan que, a cambio, las emergentes y pobres reduzcan sus aranceles y faciliten la penetración de productos industriales y servicios occidentales.

Portman, que participa en las reuniones de la Organización Mundial del Comercio que hasta el 18 de diciembre se celebran en Hong Kong, ha precisado que las nuevas ayudas de EE UU son en préstamos no reembolsables y tendrán que ser autorizadas por el Congreso de ese país. El negociador norteamericano ha indicado que esta iniciativa ayudará a los países en desarrollo a reducir la pobreza y mejorar su capacidad comercial, además de contribuir a cumplir los compromisos adquiridos en 2001 con el lanzamiento de la Ronda de Doha.

La Unión Europea también ofreció ayer a los países en vías de desarrollo "una nueva gran ayuda" para impulsar el comercio, cifrada en 1.000 millones de euros a partir de 2010, lo que sumado a los 1.000 millones ya prometidos en julio pasado, elevaría estas ayudas a 2.000 millones a partir de la citada fecha. También Japón anunció ayer un nuevo plan de ayudas de 10.000 millones de dólares durante un periodo de tres años mediante un paquete de préstamos que ya anunció en julio pasado.

Este tipo de ayudas relacionadas con el comercio están dirigidas a mejorar la capacidad de los países en desarrollo para obtener ventajas en el acceso a los mercados, hacer más eficaces los procedimientos administrativos y dotar de medios a los países productores para que puedan adaptarse a las exigencias internacionales en materia sanitaria y de seguridad a fin de poder exportar.

Subsidios agrícolas

Las organizaciones no gubernamentales presentes en la cumbre de la OMC en Hong Kong han criticado las nuevas ayudas de los países ricos. "En lugar de honrar sus compromisos de concretar esta Ronda del Desarrollo reformando las reglas del comercio en interés de los países pobres, la UE, Estados Unidos y Japón están ofreciendo a los países más pobres un paquete de ayuda que ya habían anunciado en otras reuniones. La Unión Europea se gasta 1.000 millones de euros por semana en subsidios agrícolas", señaló el activista John Hilary.

El ministro de Exteriores de Brasil, Celso Amorim, ha advertido hoy de que "los países pobres no pueden esperar otros veinte años para ver una verdadera reforma en el comercio agrícola". Y ha subrayado que "el momento para actuar es ahora" y que "todas las formas de subsidios que distorsionan el comercio deben ser eliminadas o reducidas drásticamente".