Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi forma un nuevo Gobierno continuista con pocos e irrelevantes cambios

La novedad más significativa es el retorno del ex ministro de Economía Giulio Tremonti, que ocupará el cargo de vicepresidente

El primer ministro italiano en funciones, Silvio Berlusconi, ha presentado hoy al presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, la lista de ministros de su nuevo Gabinete, que presenta como cambio más significativo la entrada del ex ministro de Economía Giulio Tremonti como vicepresidente. El nuevo Gabinete se someterá el martes al voto de confianza del Parlamento, en una comparecencia del primer ministro ante los diputados.

El nuevo Ejecutivo, de 25 miembros, incluye pocos cambios y repiten todos los ministros que ocupaban carteras claves: Gianfranco Fini en Exteriores, Giuseppe Pisanu en Interior, Domenico Siniscalco en Economía y Antonio Martino en Defensa. También se mantienen los tres miembros de la Liga Norte que dirigen otros ministerios relevantes: Roberto Castelli en Justicia, Roberto Maroni en Trabajo y Roberto Calderoli en Reformas Institucionales, así como la titular de Educación, Letizia Morati.

Junto al reingreso en el Gobierno de Giulio Tremonti -cesado en su día como responsable económico-, se produce el ascenso de otro peso pesado de Forza Italia que también tuvo que dimitir como ministro del Interior, Claudio Scajola, que ahora se encargará de Actividades Productivas, en sustitución de Antonio Marzano.

Otras novedades del Gabinete son las incorporaciones de Francesco Storace, que acaba de perder la presidencia de la región del Lazio, como ministro de Sanidad, y la creación del Ministerio de Desarrollo y Cohesión Territorial con Gianfranco Micciche. Los ministros que integran el Gabinete han jurado hoy sus cargos ante el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi.

El martes, Berlusconi dará cuenta al Parlamento de la formación del nuevo Gobierno. El líder conservador se presentará en el Congreso a las seis de la tarde para informar sobre su recién formado Gabinete, con un discurso cuyo texto se hará llegar al Senado ese mismo día. Al día siguiente tendrá lugar el debate en la Cámara y el turno de réplica de Berlusconi, tras lo cual los diputados procederán a emitir el voto de confianza, un proceso que se repetirá después en el Senado. La confianza parlamentaria es un paso necesario para que el primer ministro pueda asumir oficialmente la jefatura del nuevo Gobierno, que deberá hacer frente a los cerca de doce meses que restan de legislatura.

Berlusconi recibió el mandato para crear un nuevo Gobierno en una reunión celebrada ayer con Ciampi, apenas dos días después de que abandonara sus funciones de primer ministro en una batalla por el poder con sus aliados de coalición. Al restituir el Ejecutivo, Berlusconi aspira a permanecer en el poder hasta la celebración de elecciones a mediados de 2006.