Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara de los Comunes británica investigará a los asesores de los príncipes Guillermo y Enrique

Carlos de Inglaterra obliga a su hijo pequeño a trabajar en una granja por disfrazarse de nazi, según 'The Sun'

La Cámara de los Comunes británica someterá el mes que viene a un riguroso análisis a los asesores de los príncipes Guillermo y Enrique, después de que este último causara una gran polémica en el Reino Unido y en buena parte del mundo al acudir disfrazado de nazi a una fiesta de cumpleaños, informa hoy el periódico The Times.

La Cámara Baja del Parlamento británico también estudiará el uso que Carlos de Inglaterra hace de los 24.000 euros que el Ducado de Cornwall destina para sus gastos, dinero con el que paga, entre otras cosas, a sus 84 empleados y los gastos de oficina de su novia, Camilla Parker Bowles. Las audiencias en la Cámara de los Comunes, que serán televisadas, comenzarán el próximo 7 de febrero.

Según informa hoy el diario sensacionalista The Sun, el heredero del trono británico ha obligado a su hijo Enrique a trabajar durante unos días en una granja familiar de Highgrove, en el oeste de Inglaterra, como castigo por acudir disfrazado de nazi a una fiesta de cumpleaños. Enrique ha tenido que limpiar pocilgas, ayudar a cuidar el ganado y trabajar en las huertas de zanahorias y cebollas, bajo las instrucciones y supervisión del encargado de la explotación, David Wilson.

Con estos "trabajos honestos" Carlos de Inglaterra pretende que su hijo pequeño "siente la cabeza" y deje de causar problemas al tiempo que colabora en labores útiles, afirma el tabloide.