Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los insurgentes matan a 28 personas al derrumbar varias casas en Bagdad con 750 kilos de explosivo

La policía cree que se trató de una emboscada contra ellos, pues la bomba estalló cuando asaltaban la vivienda

Al menos 28 personas murieron y otras 21 resultaron heridas anoche en Bagdad a consecuencia de la explosión de 750 kilogramos de explosivos almacenados en una casa, y que la insurgencia hizo estallar cuando la policía había asaltado la vivienda creyendo que se trataba de un refugio de terroristas. Entre las víctimas hay al menos seis agentes, según fuentes militares estadounidenses.

El atentado tuvo lugar en el barrio occidental Ghazaliya, donde al menos tres casas se vinieron abajo a causa de la explosión. "Cuando la policía entró, la casa estalló. Parece que era una trampa", ha afirmado un portavoz del Gobierno iraquí. Los vecinos del edificio habían avisado a la policía de que un tipo sospechoso con rasgos extranjeros y tez morena había entrado en la casa, que según este testimonio había sido alquilada una semana antes y estaba ya llena de cajas. Las autoridades no han podido aclarar todavía si esta llamada forma parte de la trampa o fue bienintencionada.

"Fue tremendo. Varias casas se derrumbaron"

Un testigo de la explosión, Yihad Alí, de 22 años, cuenta que dos personas "no iraquíes habían alquilado hace dos días la vivienda donde se produjo la explosión", y que "la gente llamó a la Policía después de que uno de los dos hombres disparara anoche contra algunos vecinos del barrio que se acercaron a la puerta de la casa". "Numerosos policías llegaron al lugar y usaron altavoces para pedir a quienes estaban dentro que salieran sin armas, y cuando éstos no respondieron al llamamiento, varios policías irrumpieron en la casa que, pocos minutos después, registró una fuerte explosión", ha añadido Akram.

"Fue tremendo... varias casas se derrumbaron, muchas otras temblaron y en la calle se veían numerosos cadáveres, en su mayoría policías", ha señalado Akram. Varios policías en el lugar de la explosión han coincidido, por su parte, en que "se trataba de una emboscada" contra las fuerzas de seguridad iraquíes, acusados por la insurgencia de colaborar con las "tropas de ocupación". La explosión ha tenido lugar lugar después de que unas 50 personas, en su mayoría policías y efectivos de la Guardia Nacional iraquí, perdieran la vida en una serie de atentados perpetrados el martes por grupos insurgentes en varias ciudades de Irak.

25 insurgentes muertos en Mosul

Las tropas estadounidenses han abatido hoy a 25 insurgentes en la ciudad iraquí de Mosul tras mantener con ellos fieros combates, según ha informado un portavoz militar, que ha cifrado en 15 los soldados heridos en el enfrentamiento. La batalla comenzó cuando un coche bomba estalló cerca de una base norteamericana en esa ciudad; la patrulla que respondió a esa acción fue objeto de otro ataque suicida, al que siguió el fuego de ametralladoras y lanzacohetes. Los estadounidenses devolvieron los disparos, siendo respaldados además por aviones de combate.

Más información