Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos palestinos muertos durante una incursión del Ejército israelí en Gaza

Israel, en estado de alerta ante posibles atentados palestinos por la festividad de Purim

Un adolescente palestino de 14 años ha muerto y otros cuatro han resultado heridos hoy en el patio de su escuela por disparos del Ejército israelí, que ha penetrado esta mañana en la ciudad autónoma de Rafah, en la franja de Gaza. Horas antes, un hombre de 45 años perdía la vida y su mujer embarazada y uno de sus hijos de seis meses resultaban heridos también en el marco de esta incursión cuando la vivienda de cuatro pisos en la que se encontraban era bombardeada, según han relatado testigos presenciales y fuentes médicas.

Mohamad Othman, de 14 años, y los otros cuatro adolescentes heridos se encontraban en el patio de la escuela Al Umariya cuando fueron alcanzados por los disparos israelíes, según han relatado testigos de los hechos. Uno de los proyectiles impactó en el pecho de Mohamad Othman, lo que le causó la muerte, han señalado fuentes médicas.

El Ejército israelí ha penetrado esta mañana en Rafah, en el sur de la franja de Gaza, cerca de la frontera con Egipto, según han informado fuentes palestinas de seguridad. Los soldados llegaron en unos quince vehículos blindados escoltados por varias excavadoras y procedieron a la demolición de una casa de cuatro pisos en el sector oeste de Rafah, han precisado las citadas fuentes. En esa acción moría Mohamed Kalup, de 45 años, y su mujer embarazada y uno de sus hijos de seis meses resultaban heridos de consideración. Fuentes palestinas habían informado en un primer momento de que Kalup podría haber muerto al estallar un artefacto que manipulaba en su casa de Rafah. Sin embargo, testigos presenciales dijeron que soldados israelíes atacaron varias casas de la zona, una de ellas la de Kalup, y excavadoras militares destruyeron por completo al menos cinco viviendas. Fuentes médicas han señalado asimismo que al menos doce palestinos han resultado heridos, tres de ellos en estado crítico, por los bombardeos israelíes contra las viviendas de la zona.

El Ejército israelí opera en la ciudad de Rafah con el objetivo, asegura, de destruir túneles que son empleados por los lugareños para introducir armamento y otro tipo de mercancías a la franja de Gaza. Entretanto, la policía israelí continúa en estado de alerta ante la amenaza de posibles atentados palestinos en la víspera de que comience la festividad de Purim, una suerte de carnaval judío. Miles de agentes del orden y policías de fronteras, así como voluntarios civiles, patrullan los centros de las ciudades israelíes con el fin de garantizar la seguridad.