Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca en Estocolmo el juicio contra el presunto asesino de la ministra Anna Lindh

Mijailo Mijailovic rechaza la acusación de homidicio voluntario y señala que no quiso matarla

El juicio contra Mijailo Mijailovic, el sueco de origen serbio que confesó haber asesinado el pasado 10 de septiembre a la ministra de Asuntos Exteriores Anna Lindh, ha comenzado esta mañana ante un tribunal de primera instancia de Estocolmo.

Nada más arrancar el proceso, el abogado de Mijailovic, Peter Althin, ha rechazado los cargos de homicio voluntario que pesan contra él y ha señalado que no tenía la intención de matarla. Por su parte, la fiscal Agneta Blidberg ha anunciado que mantienen los cargos.

Mientras el abogado defensor sostiene la tesis de que Mijailovic no tuvo móviles políticos y basará su defensa en que el acusado sufre un desequilibrio mental, la fiscalía cree que puede haber un trasfondo político.

El ADN del acusado, entre las pruebas

Entre las pruebas presentadas por el fiscal jefe, Krister Petersson, figura el ADN del acusado hallado en el lugar del crimen y su confesión. El rotativo sueco Svenska Dagbladet reveló la víspera del juicio que Mijailovic también siguió los pasos del líder del partido liberal, Lars Leijonborg, el día antes del asesinato de Lindh.

Leijonborg fue junto a Lindh uno de los principales defensores de los bombardeos de la OTAN contra Serbia para poner freno a la política de exterminio étnico en los Balcanes. El fiscal jefe señala que el hecho de que el acusado siguiera atentamente las actividades del líder liberal demostraba que el supuesto desinterés político de Mijailovic que mantiene la defensa se vuelve cada vez más contradictorio.

En principio está previsto que el juicio no se prolongue demasiado. Lindh fue apuñalada el día 10 de septiembre cuando efectuaba unas compras en los grandes almacenes NK y murió al día siguiente a causa de las heridas que sufrió en el abdomen, pecho y brazos.