Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vajpayee y Musharraf se reúnen por primera vez desde que estalló la crisis entre India y Pakistán

El Gobierno paquistaní califica la entrevista, la primera en dos años, de "cordial"

Vajpayee y Musharraf se reúnen por primera vez desde que estalló la crisis entre India y Pakistán

El presidente de Pakistán, el general Pervez Musharraf, ha recibido esta mañana en Islamabad al primer ministro de India, Atal Behari Vajpayee, en el primer encuentro entre ambos desde el que mantuvieron en la ciudad india de Agra en julio de 2001. El Gobierno paquistaní ha calificado de "cordial" la entrevista, que ha comenzado a las 10.30 horas (6.30 hora peninsular española) en el palacio presidencial y se ha prolongado durante poco más de una hora. El Gobierno indio no ha hecho declaraciones, pero Pakistán afirma que ambos países harán una declación conjunta. Con esta reunión, las relaciones entre las dos potencias nucleares retoman la senda de la normalidad tras la crisis de 2002, cuando estuvieron a punto de librar su cuarta guerra desde la independencia.

Tras entrevistarse ayer con el primer ministro paquistaní, Mir Zafarulá Jan Jamali, Vajpayee solicitó el encuentro con el jefe del Estado paquistaní, que fuentes indias han calificado "de cortesía" durante su visita oficial a Islamabad para asistir a la XII Cumbre de la Asociación para la Cooperación Regional del Sur de Asia (SAARC). Antes de inaugurarse ayer la Cumbre, Vajpayee era el único de los seis gobernantes visitantes que no había solicitado una entrevista personal con Musharraf, lo que había disgustado a los paquistaníes, dado que es la "costumbre".

Musharraf y Vajpayee se saludaron ayer cuando el primer ministro indio acudió a la cena de honor ofrecida por el presidente de Pakistán a los dirigentes asistentes a la cumbre. Antes de salir hacia Pakistán, Vajpayee declaró en Nueva Delhi que durante esta cumbre no tratarían de cuestiones políticas bilaterales con los paquistaníes, pero una vez en Islamabad admitió que debería examinar este tipo de asuntos, incluido el conflicto territorial de Cachemira, con Musharraf, aunque no precisó cuándo.

Dos años de desencuentros

La disputa territorial de Cachemira, es la más grave de las que enfrentan a ambos Estados después de la independencia del Reino Unido en 1947 y ha sido motivo de dos de las tres guerras libradas por las dos potencias nucleares del sur de Asia. Poco después del fracaso de las conversaciones de Agra entre Vajpayee y Musharraf, la tensión entre la India y Pakistán aumentó en diciembre de 2001, tras un atentado contra el Parlamento indio del que el Gobierno de Nueva Delhi responsabilizó al de Islamabad, que negó cualquier relación con el hecho y lo condenó.

En el verano del 2002, ambos países concentraron un millón de soldados a los dos lados de la divisoria de Cachemira y estuvieron a punto de iniciar una guerra, en la que se amenazaron mutuamente con ataques nucleares. Desde abril del 2003, la situación empezó a mejorar, los dos países reanudaron las relaciones diplomáticas plenas y, progresivamente, han reabierto sus comunicaciones, incluidos los vuelos comerciales, además de acordar pro primera vez en 56 años un alto el fuego total entre sus Fuerzas Armadas en toda la divisoria de Cachemira.

Estados Unidos y la Unión Europea han presionado a Nueva Delhi e Islamabad para que alcancen un acuerdo definitivo de paz que aleje la inestabilidad y el peligro de un conflicto nuclear en el sur de Asia.