Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sondeos otorgan una victoria abrumadora a Saakashvili en las elecciones de Georgia

El líder opositor lograría más del 80% de los votos

Mijaíl Saakashvili, líder de la llamada revolución de terciopelo que derrocó a Eduard Shevardnadze en noviembre, será el nuevo presidente de Georgia, según una encuesta a pie de urna elaborada por un grupo de observadores independientes. Según este sondeo, elaborado por un grupo que incluye, entre otros, a la Fundación Soros y al Consejo Británico, Saakashvili ha arrasado en los comicios con un 85,5% de los votos.

MÁS INFORMACIÓN

Pese a tratarse sólo de un sondeo, el líder reformista ya ha proclamado su victoria, calificándola como una victoria del pueblo que ayudará a reconstruir un país dividido por el separatismo y la pobreza. "Esta es vuestra victoria, vosotros, mi pueblo, habéis ganado las elecciones. Hay muchos problemas que resolver, pero reconstruiremos nuestro país y nos emnarcaremos en la senda democrática", ha dicho Saakashvili al conocer los primeros sondeos.

De confirmarse lo pronosticado por este sondeo -los datos definitivos no se conocerán hasta la medianoche-, Sakaashvili habrá sacado adelante su revolución de terciopelo, una movilización masiva y pacífica que consiguió la salida del poder de Eduard Shevardnadze el pasado 23 de noviembre, asaltando sin violencia el Parlamento de Tbilisi, la capital de Georgia, donde el ex presidente pronunciaba el discurso de apertura de legislatura. El Movimiento Nacional Unido, dirigido por Saakashvili, actuó como punta de lanza de toda la oposición, que acusaba a Shevardnadze, con la aquiescencia de la comunidad internacional, de fraude electoral precisamente en esos comicios.

La jornada electoral ha transcurrido en un clima de tranquilidad y no se han producido incidentes en ninguno de los 2.811 colegios donde los 1,8 millones de electores debían depositar sus votos. Una participación superior al 50% era el requisito para que las elecciones fueran válidas y, a media tarde, la Comisión Electoral Central (CEC) las ha validado al certificar que ese porcentaje había sido superado.

Uno de los primeros en acudir a votar ha sido precisamente el ex presidente Eduard Shevardnadze, quien ha pedido una alta participación en los comicios y ha augurado que "habrá problemas si la gente no acude a las urnas". Shevardnadze no se ha sumado al boicot electoral anunciado por sus propios adeptos del Partido Nacional Democrático, los partidos de izquierda y el Partido del Renacimiento Democrático, en el poder en la región autónoma de Adzharia.

Amplia ventaja

El sondeo no ha hecho más que confirmar lo que se veía venir a tenor de las encuestas previas, que concedían a Saakashvili una intención de voto de más del 80%, mientras que su más cercano perseguidor, Temur Shashiashvili -un ex funcionario de la administración de Shevardnadze-, cuenta con una intención de voto de sólo el 6%. Los otros candidatos son Karltos Garibashvili, presidente de la Asociación Nacional de Juristas; Zaza Sujarulidze, presidente de la Asociación de los Hijos de Dios, que agrupa a discapacitados; Roín Liparteliani, líder del Partido de David el Constructor, y Zurab Kelejsashvili, subdirector de la publicación Más luz.