Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ashcroft se inhibe en investigación sobre la filtración del nombre de una agente secreto

El fiscal general de EE UU, John Ashcroft, se ha inhibido de la investigación sobre quién filtró a la prensa el nombre de una agente de la CIA cuyo marido, un diplomático de carrera, criticó la política del Gobierno sobre Irak. El subsecretario de Justicia, James Comey, asumirá la función de Ashcroft en este asunto.

Comey ha fundamentado la decisión en la necesidad de que un fiscal especial "fuera de nuestra cadena de mando" lleve a cabo la investigación.

La oposición demócrata llevaba meses pidiendo que Ashcroft se inhibiera del caso, por considerar que no podía llevar a cabo una investigación independiente. Comey ha afirmado que Fitzgerald, fiscal federal para el norte del estado de Illinois y amigo y compañero suyo, es "un fiscal de carrera totalmente independiente de la política".

El nuevo jefe de la investigación "tiene el poder y la autoridad para emprender cualquier medida fiscal que considere oportuna", ha añadido el subsecretario de Justicia.

El caso se refiere a la agente de la CIA Valerie Plame, esposa del ex embajador Joseph Wilson, quien fue encargado de investigar la posibilidad de que el régimen de Sadam Husein hubiera intentado comprar en Níger uranio para su programa de armas nucleares.

Tras descubrir que los documentos sobre esa presunta operación eran falsos, Wilson criticó duramente la política de la Casa Blanca sobre Irak y dijo que el Gobierno exageró la amenaza que para Estados Unidos suponía el antiguo régimen de Sadam Husein.

El nombre de Plame fue filtrado en julio por fuentes oficiales no identificadas al columnista conservador Robert Novak, quien lo publicó en una columna que aparece en varios diarios, entre ellos The Washington Post. Wilson acusó al Gobierno de filtrar el nombre de su esposa y el hecho de que es una agente de la CIA como una venganza por sus críticas a la política de la Casa Blanca respecto a Irak.