Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

La ofensiva israelí contra Hamás se cobra la vida de siete palestinos en Gaza

Un jefe del movimiento radical, su mujer y sus dos hijos, han muerto en el ataque

El Gobierno israelí de Ariel Sharon se ha embarcado en una cruzada contra Hamás, responsable del atentado suicida contra un autobús que ayer causó 16 muertos en el centro de Jerusalén. La consigna lanzada por el primer ministro israelí es atacar "por todos los medios" al movimiento radical palestino. Este mediodía, helicópteros israelíes han lanzado hasta cuatro misiles contra un coche donde viajaban dirigentes fundamentalistas en la ciudad de Gaza. Al menos siete personas han muerto y más de 40 han resultado heridas, según el relato de varios testigos.

El objetivo de este nuevo ataque israelí, el tercero en 24 horas, ha sido Yasser Taha, uno de los responsables de las Brigadas Ezzedin al Qassam, originario del campo de refugiados de Al Bureij, en el centro de Gaza. También se han confirmado las muertes de su mujer y de sus dos hijos, uno de ellos una niña de tres años, así como otros tres individuos que han tratado de rescatarlos del coche cuando un nuevo misil israelí ha hecho impacto. El número de heridos se eleva ya a más de 40, según el último balance ofrecido por el hospital Shifa de Gaza.

Se trata del tercer atentado de este tipo en las últimas 24 horas, en los que han muerto un total de 18 palestinos, tanto militantes islámicos como civiles que pasaban por los lugares de los atentados.

"Una declaración de guerra"

Como "una declaración de guerra" ha sido recibido el nuevo golpe israelí en el seno de la Autoridad Palestina. Su ministro de Información, Nabil Amer, ha dicho que "se trata de una acción premeditada y destinada a hacer fracasar los esfuerzos para reanudar el proceso de paz y torpedear cualquier posibilidad de un alto el fuego".

Más contundente ha sido la reacción de Hamás, que ha instado a los residentes extranjeros en Israel a abandonar la zona cuanto antes ante la inminencia de nuevos atentados. Mahmud Al Zahar, uno de los máximos dirigentes del movimiento ha dicho que "todos y cada uno de los ciudadanos israelíes, comenzando por el primer ministro Ariel Sharón, son ahora blancos posibles de nuestros militantes".

La Hoja de Ruta, papel mojado

Con la escalada bélica de las últimas horas, las esperanzas de paz suscitadas en la cumbre de palestinos e israelíes en Aqaba (Jordania), donde se acordó poner en marcha el nuevo plan de paz (Hoja de Ruta), se han desvanecido. La orden lanzada por el Ejecutivo israelí de aplastar a Hamás se refiere no sólo a las infraestructuras de la organización, sino también a los jefes políticos, que a partir de ahora no tendrán ninguna "inmunidad", ha asegurado la radio pública de Israel. Asimismo, la consigna abarca "tanto al militante de base como al jeque Ahmed Yassin", fundador y guía espiritual del movimiento, que reside en Gaza.

El martes, el Ejército israelí desató la nueva escalada de violencia al tratar de asesinar a Abdelaziz Al-Rantisi, uno de los dirigentes políticos de Hamás, que escapó por poco al ataque lanzado por helicópteros. La organización radical palestina fue la primera que se opuso al plan de paz contenido en la llamada Hoja de Ruta, auspiciada por EE UU, la Unión Europea, Rusia y la ONU.