Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

El portavoz de Hamas sobrevive a un ataque con misiles del Ejército israelí

Al menos 3 palestinos muertos y 17 heridos en otro ataque aéreo en Jabalia

Israel ha asestado hoy dos importantes golpes al recién iniciado nuevo plan de paz para Oriente Próximo, la llamada Hoja de Ruta. Dos ataques aéreos desde helicópteros Apache, uno de ellos contra el portavoz de Hamas, Abdelaziz Rantisi, han acabado con la vida de al menos cinco palestinos y varias decenas más han resultado heridos. Rantisi se ha salvado del ataque, perpetrado por la mañana en la ciudad de Gaza, aunque ha resultado herido en una pierna. Uno de sus guardaespaldas y una mujer que se encontraba en las inmediaciones no han tenido tanta suerte. Ya por la tarde, tres palestinos han muerto en un nuevo ataque israelí contra la localidad de Jabalia, en Gaza.

Rantisi, número dos de Hamas tras el jeque Ahmed Yashin, ha podido escapar del ataque gracias a que el primero de los siete misiles lanzados contra su todoterreno han errado el blanco. Sin embargo, una mujer y uno de sus acompañantes han muerto y 35 personas han resultado heridas, siete de ellas en estado crítico.

Por la tarde, al menos cuatro palestinos han muerto y otros 32 han resultado heridos en la localidad de Jabalia, en Gaza, tras ser alcanzado su coche por cuatro misiles lanzados desde helicópteros. Al parecer, el ataque se ha producido poco después de que dos cohetes caseros Kassam hayan impactado, sin causar víctimas, en territorio israelí.

La hoja de Ruta, en vilo

Ambos ataques suponen un nuevo e importante golpe al recién iniciado proceso de paz -la Hoja de Ruta- que echó a andar la semana pasada con la histórica cumbre de Áqaba (Jordania). Abu Mazen ha calificado el ataque contra Rantisi como "atentado terrorista" y ha pedido ayuda a EE UU para evitar que la Hoja de Ruta se vaya al traste y ha enviado a Washington un informe de lo ocurrido y una carta "urgente" a George W. Bush para que apoye sus esfuerzos de pacificar la región. No obstante, ha lanzado, a través de un comunicado, un nuevo llamamiento a Hamas "a dialogar y negociar para superar estos tiempos difíciles".

Mazen llevaba a cabo conversaciones con los grupos radicales palestinos, a los que trataba de convencer de que abandonasen la lucha armada contra Israel para poder cumplir el compromiso del fin de la violencia contemplado en la Hoja de Ruta. No obstante, tanto Rantisi como Hamas, que ya se habían mostrado muy críticos con las conversaciones de Abu Mazen con el primer ministro israelí, Ariel Sharon, se han negado a reanudar el diálogo con Abu Mazen. Más aún, Rantisi ha anunciado que los ataques a intereses israelíes continuarán "hasta que se hayan ido todos los sionistas" de los territorios ocupados, añadiendo que Israel y su líder, el "cerdo" Sharon, "no estarán a salvo mientras sigan matando a los niños, mujeres y ancianos palestinos". Poco después, en un comunicado, Hamás ha llamado a Mazen a "congelar" todo contacto con Israel.

La respuesta de George W. Bush ha llegado a las pocas horas. A través de un comunicado emitido por la Casa Blanca, el presidente ha expresado su "profunda preocupación" por el ataque israelí, que puede considerarse una represalia por el ataque del domingo, cuando varios palestinos acabaron con la vida de cuatro soldados y un colono israelí.

Por su parte, Israel no sólo se ha responsabilizado por el ataque contra Rantisi, sino que lo ha justificado. La oficina de información del Gobierno ha emitido un comunicado en el que reconoce haber intentado matar a Rantisi para "proteger a sus ciudadanos", dado que "Rantisi es uno de los líderes más extremistas de la organización criminal que es Hamas". Además, dice que "la Autoridad Palestina está al corriente de las actividades de Rantisi desde hace mucho tiempo, pero no ha hecho nada para acabar con ellas".

Las facciones palestinas exigen dialogar con Arafat

Horas antes de este ataque, las 13 facciones de la resistencia palestina difundieron un comunicado conjunto en el que reclaman la participación del presidente Arafat en su diálogo con la Autoridad Nacional Palestina (ANP). La inclusión de Arafat en las negociaciones, según fuentes palestinas, fue "inspirada" por declaraciones del secretario de Estado de EE UU, Colin Powell, que pidió al rais palestino que "cumpla una función más positiva en lugar de apartarse y esperar el fracaso de Abu Mazen".

En el comunicado precisan que su "llamamiento a Arafat" no excluye del diálogo al primer ministro Mahmud Abas (alias Abu Mazen), con el que están enfrentados. Los radicales no se consideran representados por Abu mazen, que les exige que depongan las armas para posibilitar la reanudación de las negociaciones de paz con Israel y la creación en 2005 un Estado palestino con el respaldo internacional.

Abu Mazen llamó el lunes a Hamás a reanudar el diálogo con sus representantes para concertar un alto el fuego después de que los integristas suspendieran el pasado fin de semana sus contactos a raíz de los compromisos con el desarme que adquirió el primer ministro en la cumbre de Áqaba. Aunque portavoces de Hamás informaron de que estudiarían la propuesta, el ataque cierra toda posibilidad de diálogo.

Más información