Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | El despliegue militar

Estados Unidos enviará al Golfo otros 60.000 soldados

El número de efectivos movilizados asciende ya a 310.000

Estados Unidos enviará al Golfo otros 60.000 soldados
Rafa Höhr

Mientras la diplomacia trata de parar la guerra contra Irak, Estados Unidos sigue movilizando a sus tropas. A los 250.000 soldados que han sido enviados a la zona -215.000 están ya en el Golfo- se han sumado hoy otros 60.000 procedentes de una base del Estado de Tejas que forman parte de las llamadas "fuerzas de seguimiento" y no participarán en la invasión de Irak. Además, en los próximos días, podrían entrar en escena entre 15.000 y 17.000 soldados de la base alemana de Wiesbaden.

A día de hoy, Estados Unidos dispone de un total de 310.000 militares preparados para intervenir en la posible guerra contra Irak. Las unidades ya desplazadas al Golfo se concentran especialmente en Kuwait, uno de los puntos calientes desde el que las tropas estadounidenses podrían comenzar su camino a Bagdad.

El principal obstáculo con el que se enfrenta en estos momentos el despliegue militar norteamericano es la posición del Parlamento turco, que ha impedido de momento la concentración de tropas en el país fronterizo con el kurdistán iraquí. Si Turquía mantiene su postura, los soldados que se habían preparado para cruzar desde allí la frontera se verían obligados a embarcar, cruzar el canal de Suez, y llegar hasta Kuwait para acceder a Irak desde el sur.

La posición turca evitaría así un ataque masivo desde el norte y el sur, lo que, según el Gobierno estadounidense podría suponer un serio peligro para la zona. Según el subsecretario de Estado para los Asuntos Políticos, Marc Grossman, la tensión entre Ankara y las facciones kurdas que controlan el Kurdistán iraquí desde el final de la guerra del Golfo en 1991 podría estallar si Turquía actúa en la zona de un modo unilateral. "Si algunos grupos de Irak entran en conflicto con Turquía, eso pondría en peligro al nuevo Irak", ha asegurado Grossman.

Ahora mismo, Estados Unidos tiene desplegadas sus tropas en Arabia Saudí, Omán, Emiratos Árabes, Qatar y Kuwait, donde se encuentra el grueso del Ejército de Tierra y del Aire. Además, se encuentran en la zona un total de cinco portaaviones. Tres de ellos en aguas del Golfo y dos junto a Chipre.

En caso de que se produzca el ataque, Estados Unidos ha asegurado que intentará aislar los supuestos depósitos de armas químicas y biológicas iraquíes en lugar de bombardearlos. Los bombardeos a sitios de almacenamiento de armas en Irak en la guerra de 1991 esparcieron agentes químicos sobre las tropas estadounidenses, aunque este hecho no fue reconocido por Estados Unidos hasta años después, cuando lo investigó como posible causa de misteriosas enfermedades padecidas por veteranos del conflicto.