Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | La posición de la Alianza Atlántica

La OTAN llega a un acuerdo para defender a Turquía en caso de ataque a Irak

La delegación belga, que ha bloqueado las negociaciones durante todo el día, ha aceptado a última hora de la noche la propuesta final de Robertson.- Francia, Alemania y Bélgica han hecho público un comunicado en el que afirman que esta medida "no afecta los esfuerzos de la ONU" por hallar una solución pacífica a la crisis

Después de un día de negociaciones al filo de la navaja, el secretario general de la OTAN ha logrado arrancar el apoyo de Bélgica al despliegue de medidas de defensa en Turquía para hacer frente a un eventual ataque de Irak contra este país, con el que comparte frontera. La Alianza Atlántica ha sufrido una escisión brutal en los últimos días porque esta medida, solicitada por los turcos y apoyada por EE UU como un paso más en los preparativos para la guerra, contaba con la oposición de Francia, Alemania y Bélgica precisamente por esta razón. Hoy, sin embargo, tras el acuerdo, estos tres países ha hecho pública una declaración conjunta en la que afirman que el despliegue "no afecta a los esfuerzos de la ONU" para solucionar la crisis de forma pacífica.

El marco de este acuerdo ha sido una reunión en el Comité de Planes de Defensa, en el que no está representada Francia. Tras seis reuniones que terminaron en fracaso o abortadas antes de producirse, el secretario general de la Alianza Atlántica, George Robertson, decidió llevar el debate a este foro para tratar de romper la resistencia monolítica de los tres países europeos a la petición turca.

Sin embargo, la delegación belga ha frenado todos los intentos de acuerdo durante el día, y sólo a última hora de la noche parece haber dado luz verde a la última propuesta de Robertson, que incluía las tres enmiendas exigidas por los belgas.

El veto de Bélgica era el único obstáculo que debía superar el Comité de Planes de Defensa, ya que Alemania no ha puesto objeciones a la defensa del aliado turco y Francia no forma parte de la estructura militar de la OTAN desde 1966, año en que el general Charles de Gaulle decidió retirar a su país de este organismo.

El apoyo de Bruselas a la defensa de Turquía estaba condicionado a que el texto sólo afectara a la defensa turca, a que su puesta en marcha estuviera unida a las decisiones que adopte la ONU sobre el conflicto y a que se mencionara de un modo explícito que las medidas tomadas no implican una operación militar de la OTAN contra Irak.

Un acuerdo en el Comité evitará que se tenga que reunir el Consejo Atlántico, donde sí tienen presencia los franceses, puesto que sus decisiones son vinculantes para la Alianza cuando tratan cuestiones técnicas de carácter militar.

Las medidas de apoyo a Ankara, que serán implementadas ahora "de forma urgente", consisten en el despliegue de los aviones radar AWACS, misiles antimisiles Patriot y unidades para la lucha química y biológica.