ELECCIONES

Los candidatos brasileños se preparan para el último debate televisado

Los mercados dan por descontada la victoria de Lula, al que todos los sondeos colocan al borde de lograr la presidencia en la primera vuelta

Río de Janeiro - 02 oct 2002 - 22:00 UTC

Los principales candidatos a la Presidencia de Brasil se recluyeron ayer en sus cuarteles para preparar el tercer y último debate televisivo de hoy, que marcará el fin de la campaña, que acaba con Luiz Inácio Lula da Silva como neto favorito. A tres días de las elecciones del domingo, las encuestas continúan pronosticando la victoria de Lula, que parece estar cada vez más cerca del poder en su cuarto intento consecutivo.

Más información

Según el último sondeo, realizado por el instituto Ibope, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) tendría hoy el 48% de los votos válidos, lo que le deja a escasos dos puntos porcentuales y un voto de ganar en la primera vuelta con la mayoría absoluta. La distancia con sus adversarios es cada vez mayor: tiene apenas cuatro puntos porcentuales menos que todos sus rivales juntos y le lleva al segundo una diferencia cercana al 25%.

Hasta ahora, Lula había evitado cantar victoria, pero la contundencia de esas proyecciones pudo más que su intención de mesura y la euforia se desató en un acto de cierre de campaña, realizado el martes en la ciudad de São Bernardo do Campo, donde hace 22 años, al calor de las luchas sindicales contra la dictadura, se constituyó el PT.

"Todos contra Lula"

Arropado por todos los dirigentes del partido y en un acto que revivió sus orígenes obreros, Lula garantizó que "ahora sí, Brasil tendrá a un metalúrgico, a un tornero mecánico, como presidente". Fue el último acto público en la campaña de Lula y contó con la presencia de unos 20.000 seguidores, según cálculos de la Policía. Tras ese postrero baño de masas, Lula ha reservado las últimas horas de su campaña para prepararse para participar en un crucial debate en televisión que pondrá cara a cara por última vez a los cuatro principales candidatos.

El debate será en los estudios de Globo, la más influyente red de televisión brasileña, y empezará en cuanto acabe Esperanza, la telenovela de moda, que cada noche congrega a más de 40 millones de brasileños frente al televisor, entre ellos el propio Lula, según ha confesado. En el PT, nadie duda de que si hubiera que ponerle un nombre al debate sería "todos contra Lula". Los otros tres candidatos tienen claro que para llevar la contienda electoral a una segunda vuelta deben sumar votos, pero también restarle al aspirante del PT.

El oficialista José Serra, socialdemócrata, ha insistido en los últimos días en su intento de descalificar la filosofía de "paz y amor" pregonada por Lula y ha reiterado que "por detrás de ese PT sonriente y moderado se esconde el PT real, cómplice de los sectores más radicales". Serra es, hasta hoy, el candidato con más posibilidades de llegar a una hipotética segunda vuelta con Lula, pero corriendo a su lado también está Anthony Garotinho, del Partido Socialista, a quien las últimas encuestas sitúan en un empate técnico con el socialdemócrata, en una intención de voto del 16%.

Mientras tanto, los mercados brasileños han asumido con cierta resignación la probable victoria de Lula y esperan que forme rápidamente un equipo económico a la altura de los desafíos que vive el país.

Lo más visto en...

Top 50