Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES LEGISLATIVAS

Débil participación del 30% en Marruecos a tres horas del cierre de las urnas

Los colegios electorales ya han cerrado.- 14 millones de electores han sido llamados a votar.- Los sondeos apuntan a un aumento del apoyo a los islamistas moderados

Apenas tres de cada diez ciudadanos marroquíes había acudido a votar en las elecciones legislativas celebradas hoy en Marruecos a tres horas del cierre de los colegios electorales. Por ahora, con las urnas ya clausuradas, no se conoce aún ninguna cifra sobre los resultados de los comicios, los primeros desde la subida al trono de Mohamed VI.

Cerca de 14 millones de ciudadanos, de una población que roza los 30, han sido llamados las urnas para renovar los 325 escaños de la Cámara de Representantes. La última convocatoria, hace cinco años y en vida del rey Hasán II, situó en el Gobierno a los socialistas.

La cifra de participación es una de las claves de estos comicios, puesto que el movimiento islamista, Justicia y Caridad, y algunos grupos de izquierdas, han llamado a sus simpatizantes a boicotear las elecciones. Anoche, menos de 12 millones de ciudadanos de los 14 millones con más de 20 años y por tanto derecho a votar habían recogido la tarjeta imprescindible para depositar su papeleta.

Parlamento fragmentado

Así pues, la cifra de participación es por ahora muy baja, aunque se espera que mejore, puesto que muchos ciudadanos podrían haber votado a ultima hora, tras salir de las mezquitas. Estas elecciones han sido bendecidas desde el Gobierno como las primeras libres celebradas en este país. En las anteriores, en las que todo el proceso estaba amañado, la participación rondaba el 58%.

Precisamente la falta de antecedentes de elecciones legislativas limpias, y la introducción de una nueva ley electoral, dificulta los pronósticos. La mayoría de los politólogos auguran un Parlamento fragmentado, con un reparto de fuerzas similar al actual pero con mayor presencia de los islamistas moderados, que podrían convertirse en la tercera fuerza del país, por detrás de socialistas y nacionalistas del Istiqlal.

Los sondeos publicado en la prensa dan la victoria a la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), del primer ministro Abderramán Yussufi. El diario Al Ahdat Al Magrebi otorga a la USFP el 27% de los votos, frente al 17% de los nacionalistas del Istiqlal. La encuesta realizada por el Ministerio de Interior rebaja esa ventaja al 18% frente al 17%. Sin embargo, los primeros resultados no se conocerán hasta las diez de la mañana.

Un sistema electoral complejo

En total, son 26 los partidos que concurren a las elecciones, y de ellos siete forman la coalición de centro-izquierda que gobernaba hasta ahora.

El nuevo sistema electoral es proporcional y de listas cerradas, y sustituye al sistema uninominal mayoritario empleado en las anteriores legislativas de 1997.

Los electores han tenido que votar dos listas distintas: una en la que figuran los candidatos de su circunscripción electoral, y otra lista nacional reservada a las mujeres (que en la actualidad sólo ocupan dos escaños).

Para facilitar el voto de los analfabetos (el 61% del electorado), el Ministerio del Interior ha elaborado una papeleta de votación única, en la que el nombre de cada partido va acompañado de un símbolo identificativo.

Prohibidos los móviles en los colegios

El rey Mohamed VI y el Gobierno de coalición que dirige Yussufi se han comprometido a que estas elecciones, a diferencia de las celebradas en Marruecos bajo el reinado de Hasán II sean limpias. Por eso se han tomado todo tipo de medidas, como la prohibición de uso de los móviles dentro de los colegios electorales, tanto a los miembros de las mesas como a los interventores de los partidos y a los votantes, para evitar que puedan ser sometidos a cualquier tipo de presión. Además, un colectivo que reagrupa a 22 organizaciones no gubernamentales marroquíes velará por la limpieza de las elecciones, junto con los interventores de los partidos políticos.

Detenido un militante acusado de ofender al rey

Delito o discrepancia. Ayer, la víspera de los comicios, fue detenido un militante del partido Izquierda Socialista Unida (ISU) acusado de ofender a las "instituciones sagradas del país" tras haber criticado el sistema monárquico marroquí. El detenido había participado en un mitin elecotral del nuevo partido surgido de la fusión de varias corrientes de la extrema izquierda. La policía le acusó de haber insultado a Mohamed VI y posteriormente los jueces ordenaron el ingreso en prisión del detenido para ser sometido a juicio en breve. Sin embargo, fuentes del partido aseguraran que el militante se había limitado a pedir en ese mitin reformas constitucionales para reducir los poderes del rey y en favor de un gobierno responsable ante un parlamento elegido democráticamente.

Más información